La administración estatal contratará a través de una asignación directa a la empresa que se encargará de la construcción del teleférico de Los Fuertes de Loreto y Guadalupe, reveló el gobernador Rafael Moreno Valle, quien estimó que el nombre de la firma será dará a conocer el próximo 28 de agosto.

Lo anterior, después de que la Secretaría de Finanzas y Administración (SFA) declarara desierto el concurso de licitación SFA-OP-LPN-2014-042 que abrió en junio para elegir a la empresa que realizaría los trabajos, pues ninguna de las propuestas que los participantes hicieron cumplió con los requisitos.

De acuerdo con el procedimiento que finalmente fue cancelado, ninguna de las propuestas técnicas y económicas que presentaron las constructoras Edificaciones 380, GN Desarrollo, La Peninsular Compañía Constructora, OMAH Constructores y Desarrolladores, cumplió con las especificaciones solicitadas por la SFA para ejecutar la obra.

El concurso de licitación que fue lanzado en mayo pasado indicaba que el plazo de construcción era de 120 días naturales, por lo que la conclusión de los trabajos estaba prevista para el mes de noviembre, pero con el retraso en la adjudicación del contrato, la fecha se deberá recorrer.

El teleférico contará con dos torres, las cuales se denominarán como Centro Expositor –que es en donde se instalará el ascenso a la atracción– y Zaragoza que se ubicará en la Iglesia del Cristo en la calle 2 Norte esquina con Niño Artillero.

Los trabajos contemplan la colocación de bancas e iluminación durante el recorrido de la atracción, así como taquilla, área de espera, sanitarios y tienda de suvenires, y deberían concluir el 28 de noviembre próximo.

El proyecto sustituye al funicular que el gobierno de estado planteó en el 2013 para que recorriera un trayecto desde Los Fuertes de Loreto y Guadalupe hasta el Barrio del Artista en el Centro Histórico, pero que fue suspendido por grupos de activistas y por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), ya que este afectaba la Zona de Monumentos protegida por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO por sus siglas en inglés).