La Secretaría de Finanzas y Administración (SFA) declaró desierto el concurso de licitación pública nacional que abrió en junio pasado para construir un teleférico en la zona de Los Fuertes de Loreto y Guadalupe, debido a que ninguna de las propuestas que presentaron las empresas participantes resultó adecuada para ejecutar el proyecto.

Según la legislación vigente en la entidad, el proceso puede reponerse o bien el contrato puede adjudicarse de forma directa.

De acuerdo con el acta de fallo que fue publicada este lunes en el portal de compras gubernamentales Compranet, ninguna de las propuestas técnicas y económicas de las constructoras Edificaciones 380, GN Desarrollo, La Peninsular Compañía Constructora, OMAH Constructores y Desarrolladores cumplió con las especificaciones solicitadas por la SFA para ejecutar la obra.

El concurso de licitación que fue lanzado en mayo pasado indicaba que el plazo de construcción era de 120 días naturales, por lo que la conclusión de los trabajos estaba prevista para el mes de noviembre, pero con el retraso en la adjudicación del contrato, la fecha se deberá recorrer.

En el acta se indica que la propuesta de la firma Edificaciones 380 S.A. de C.V. incumplió con los criterios de evaluación financiera, como sus balances y declaraciones fiscales, así como faltantes en los currículos de su personal, e incongruencias en los costos de materiales que presentó.

En tanto, la empresa GN Desarrollo S.A. de C.V. presentó una propuesta económica que sobrepasó el presupuesto autorizado, misma que ascendió a 145 millones 687 mil pesos.

Lo mismo ocurrió con la compañía OMAH Constructores y Desarrolladores S.A. de C.V., pues su propuesta económica que ascendió a 144 millones 912 mil pesos, no se adecuó al presupuesto del gobierno estatal.

Mientras que la firma La Peninsular Compañía Constructora S.A. de C.V. incumplió con los criterios de evaluación financiera, en aspectos como su declaración fiscal, resultados de ejercicios fiscales, balances generales, además de que su propuesta técnica no se apegó a los lineamientos establecidos por la SFA.

La empresa referida forma parte del Grupo Hermes que preside el empresario Carlos Hank González, quien de acuerdo con la periodista Bárbara Anderson del diario Milenio, también tiene participación en el consorcio Concesiones Integrales que tiene a su cargo la concesión del Sistema Operador de Agua Potable y Alcantarillado de Puebla (SOAPAP).

De acuerdo con el concurso de licitación SFA-OP-LPN-2014-042, el Teleférico contará con dos torres, las cuales se denominarán como Centro Expositor –que es en donde se instalará el ascenso a la atracción– y Zaragoza que se ubicará en la Iglesia del Cristo en la calle 2 Norte esquina con Niño Artillero.

Los trabajos contemplan la colocación de bancas e iluminación durante el recorrido de la atracción, así como taquilla, área de espera, sanitarios y tienda de suvenires, y deberían concluir el 28 de noviembre próximo.

El proyecto sustituye al funicular que el gobierno de estado planteó en el 2013 para que recorriera un trayecto desde Los Fuertes de Loreto y Guadalupe hasta el Barrio del Artista en el Centro Histórico, pero que fue suspendido por grupos de activistas y por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), ya que este afectaba la Zona de Monumentos protegida por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO por sus siglas en inglés).

Cabe recordar que recientemente, la administración estatal también declaró desierto el concurso para licitar el Museo Internacional Barroco (MIB), por el desinterés que mostraron las empresas que participaban en el mismo, aunque la semana pasada el proceso fue repuesto.