Un gran susto se llevaron dos buzos que se encontraban nadando en las costas de California (Estados Unidos), luego de fueron sorprendidos por dos ballenas jorobadas.

“De pronto vi dos montañas emergiendo del agua”, declaró Shawn Stamback a la cadena CNN.

El buzo y su compañero Francis Antigua buceaban en Souza Rock junto a un cardumen de anchoas, pero de repente los peces empezaron a huir.

“Allí me di cuenta de que algo estaba ocurriendo”, expresó Stamback.

Al final los dos buzos salieron ilesos, pero sí estuvieron cerca de ser devorados.

***

Te invitamos que sigas a e-consulta en Twitter (@e_consulta) y FaceBook (facebook.com/econsulta.noticias).