Opinión
Loading...
Loading...
Al Momento
    Más Leídas

      Trabajo, uno de los principales retos en México

      Martes, Mayo 3, 2022
      Leer más sobre Fernando Manzanilla Prieto
      Urgen acciones para una remuneración justa y combatir el desempleo e informalidad en el país
      Soy Fernando Manzanilla Prieto, desde hace 20 años la vida me ha dado el privilegio de servir a las familias poblanas. Mi mayor anhelo es que a mí Estado le vaya bien. 
      Trabajo, uno de los principales retos en México

      Hace un par de días conmemoramos en nuestro país el Día del Trabajo, una fecha que enmarca su importancia en la reivindicación de los derechos sociales y laborales de los trabajadores en México y en el mundo.

      Desde 1889 se conmemora internacionalmente esta fecha, como homenaje a los obreros sindicalistas que sucumbieron en la llamada tragedia de Chicago que se dio en la lucha por mejorar las condiciones laborales de los trabajadores y que culminó con logros como el establecimiento de una jornada máxima de labores de 8 horas.

      Hoy en día, nuestro país tiene consagrados estos derechos laborales en el artículo 123 de nuestra Carta Magna, así como en la Ley Federal del Trabajo, bajo la cual se regulan las relaciones laborales entre las y los trabajadores y sus patrones; sin embargo, los retos para este sector prioritario para el país siguen siendo muy grandes.

      De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, Nueva Edición (ENOEN), en México hay 59 millones de personas en edad de trabajar, de las cuales 56.9 millones de personas son población ocupada, es decir que tienen un empleo.

      De la población ocupada en el país, 38.7 millones de personas, es decir el 68% operan como trabajador subordinado y remunerado ocupando una plaza o puesto de trabajo; 13 millones (22.9%) trabajan de forma independiente o por su cuenta sin contratar empleados y 2.8 millones son patrones o empleadores. Por su parte, 2.4 millones de personas se desempeñan en los negocios o parcelas familiares, contribuyendo de manera directa a los procesos productivos, pero sin recibir una remuneración monetaria.

      Sin duda uno de los factores más importantes de tener un empleo es justamente tener una remuneración justa, que permita generar estabilidad económica y crecimiento, además de garantizarle al trabajador el derecho de poder asegurarle a él y a su familia bienestar y prosperidad en diversos ámbitos.

      Sin embargo, en nuestro país las remuneraciones varían por regiones, industrias, puesto, experiencia, entre otros factores, lo cual nos habla de una diversidad de realidades para los trabajadores.

      Actualmente en nuestro país la remuneración básica es de 5,255 pesos al mes, cantidad que es igual o menor a las percepciones de 18.7 millones de personas, lo que representan el 33% de la población ocupada, de acuerdo con la ENOE.

      Es importante señalar que esta remuneración básica que existe en el país corresponde a la asignada tras los incrementos fijados al salario mínimo en el país, del cual el último realizado el 1 de enero de este año, fue el más alto que ha tenido este referente en los últimos 34 años.

      Es así que uno de los principales retos en la encomienda de garantizar los derechos de las y los trabajadores sigue siendo una remuneración justa a sus labores, que les permita ejercer otros derechos para ellos y sus familias como son el de educación, salud y esparcimiento.

      Otro de los grandes desafíos es combatir la desocupación, debido a que en el país hay 2.1 millones de personas que se encuentran sin empleo y que están buscando uno, de ellos el 22.9% reportaron llevar al menos tres meses en esta tarea sin tener éxito. La edad de las personas sin empleo se concentra en el grupo de los 25 a los 44 años con un 45.5%, además de que de 15 a 24 años son el 32.6% y de 45 a 64 años el 21.2%.

      Desafortunadamente, factores como la pandemia de manera muy importante al empleo debido al paro de actividades en muchos sectores, lo cual aún no termina de estabilizarse.

      Es importante puntualizar que las mujeres siguen siendo el grupo más vulnerable en cuanto a desempleo. En 2021, las mujeres sin trabajo crecieron a 894 mil 320 en comparación con las 790 mil 730 registradas un año antes por el INEGI.

      Aunado a todo ello hay 32.2 millones de mexicanos que viven en la informalidad y que no cuentan con ningún tipo de prestación ni seguridad social. Esto demanda la implementación de un mayor número de estrategias y políticas que permitan generar la incorporación efectiva de emprendimientos, así como de micro y pequeñas empresas con el fin de reducir la desigualdad y exclusión social en la que vive este sector.

      Los retos en esta materia siguen siendo muy grandes, es por ello que es fundamental que el gobierno, el sector privado, social, académico y la propia sociedad sumemos fuerzas para poder garantizar un trabajo digno para todas y todos los mexicanos, lo cual es esencial para acceder a otros derechos humanos.

      Hoy más que nunca se necesita poner en el centro de las políticas públicas que la generación de empleo va más allá de dar una ocupación o un ingreso, es por sí mismo una parte inherente a la propia dignidad humana y por tanto de la construcción de un mejor país. 

      Vistas: 455

      Loadind...