Los descartados de Morena se aferran a la boleta

Viernes, Mayo 7, 2021 - 09:01

Biestro y compañía no se rinden y quieren ser candidatos sí o sí

Es egresado de la carrera de Mercadotecnia y Diseño Publicitario de la Universidad de Oriente, donde también curso la maestría en Gerencia Empresarial. Desde 2019 ha laborado como community manager.

Ya antes les había hablado de que algunos integrantes de Morena son malos perdedores, pero en ese entonces nunca pensé hasta qué grado llegarían ciertos personajes.

Y es que en esta ocasión vamos a hablar específicamente de cinco personajes que han recurrido a estrategias poco ortodoxas para buscar la candidatura e incluso solo desquitarse de quienes les ganaron su lugar.

Vamos a comenzar con dos personajes del municipio de Tehuacán que en lugar de unirse a Pedro Tepole y apoyarlo en su candidatura a la presidencia municipal del segundo municipio más importante de Puebla; lo que terminarán provocando es la división del voto y la derrota de la 4T en la demarcación.

Pero bueno hablemos directamente ya de los personajes: Humberto Ramiro Árciga y Jaime Barbosa Puertos, primo del gobernador Miguel Barbosa.

Dichos personajes morenistas tuvieron la gran idea de pedirle a la ciudadanía que voten por ellos a pesar que no aparecerán en las boletas. ¿Cómo? Anotando en el espacio vacío sus nombres, según ellos haciendo valer sus derechos como “candidato no registrado” con fundamento en el artículo 279 de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales.

La verdad es que las cosas no funcionan así, y las personas que anoten el nombre de Humberto y Jaime en la boleta estarían anulando su voto, y por el proceso de conteo de los órganos electorales, alimentarían al candidato que lleve la ventaja en el cómputo final.

Otro personaje que a lo mejor ya desistió por reelegirse, pero le quiere hacer la vida de cuadritos al que le quitó la silla es Luis Alberto Arriaga Lila, edil de San Pedro Cholula. El actual alcalde perdió la candidatura para buscar su reelección por Morena con el empresario Julio Lorenzini (expanista para variar). Este último ha acusado a Arriaga de traicionar a la 4T al apoyar a la candidata de Va Por Puebla, Paola Angon.

Aunque no hay alguna declaración formal del alcalde cholulteca al respecto, en caso que Lorenzini diga la verdad, se estaría concretando una historia de venganza en la que probablemente quien las lleve de perder sea el candidato morenista.

Una estrategia más inteligente pero que es casi seguro que contará con poca efectividad es la aplicada por Adán Xicale en San Andrés Cholula. Al negársele la candidatura por la presidencia municipal de ese municipio, fue invitado para ser candidato a ese cargo por el PES.

Pero antes de seguir criticando su acción, no está de más mencionar que los Xicale fueron traicionados por Karina Pérez Popoca a quien apoyaron en el 2018, con la intención que les tocara en 2021. Sin embargo, a pesar de decir que no iría, Pérez Popoca buscará la reelección por Morena este 6 de junio.

Y, por último, pero no menos importante, tenemos al flamante exlíder del Congreso de Puebla, Gabriel Biestro. En mi opinión, de los que hemos mencionado es quien más ha intentado aferrarse a participar en las elecciones. Todo inició incluso desde antes que la Comisión Nacional de Elecciones de Morena decidió darle la oportunidad de reelegirse a Claudia Rivera, en lugar de darle la oportunidad a Biestro Medinilla.

A pesar de la pandemia, el aspirante “consen” de Barbosa encabezó una marcha pidiendo que Claudia no fuera candidata; esfuerzo que se fue a saco roto ya que esa misma noche Rivera Vivanco fue designada.

Biestro ni tardo ni perezoso dijo que impugnaría la decisión y así lo hizo. Incluso delató a los morenistas y dijo que no hubo encuesta para designar candidato, sino que todos los elegidos para ser abanderados por el partido que fundó AMLO fueron un dedazo de la Comisión.

Incluso el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) pidió a Morena explicar el por qué eligieron a Claudia como candidata. Fue en ese momento que el partido le aplicó el Ya siéntese señora más grande que había visto desde que el PAN bateó a Margarita Zavala en 2018.

El partido central de la 4T no tuvo empacho en decir que Gabriel Biestro no era el perfil adecuado para ir por la presidencia municipal de Puebla y que no contaba con antecedentes de trabajo por la ciudadanía. A la par que la dirigencia estatal del partido le pidió que ya le parara al berrinche, pero como buen rebelde sin causa, volvió a impugnar los argumentos de Morena.

En esta ocasión no voy a dejar ninguna pregunta porque estoy casi cien por ciento seguro que ninguna de las estrategias mencionadas anteriormente funcionará con ninguno de los personajes aquí nombrados.

Solo observemos hasta dónde podrán llegar para obtener o mantener el poder,

 … y nosotros nos leemos el siguiente viernes.


Encuesta