Lunes, 9 de Diciembre de 2019     |     Puebla.
Suscríbete


Opinión



Transparencia en pesca

Miércoles, Noviembre 13, 2019 - 21:12
 
 
   

Los gobiernos no son los únicos responsables de cuidar los recursos pesqueros.

La seguridad nacional también considera la disponibilidad de recursos para el sustento de toda la población. Los recursos pesqueros deben ser tomados en cuenta, son fuente de alimento y de trabajo e ingresos para millones de personas en todo el mundo. México tiene características geográficas privilegiadas. Está entre los 15 países con líneas costeras más extensas hacia dos océanos, el Pacífico y el Atlántico, así como acceso a cuerpos de agua interiores. Esto implica más beneficios que solo aquellos que se concentran en el sector turístico. México tiene amplio espacio para la pesca en ríos, lagos y mares donde puede decidir qué extraer, cuánto y con quién establece acuerdos para permitir la pesca.

Ante lo anterior cabe plantearse: ¿Qué pescamos? ¿En qué cantidades? ¿Pescamos responsablemente? ¿Estamos desviando pescado y sus derivados de las comunidades locales? La duda no es menor, el sector pesquero debe atender dos preocupaciones a la vez; por un lado, debe ser una industria que aporte a la economía y ayude a la seguridad alimentaria de la población; por el otro, debe ser sustentable, debemos cuidar a nuestros peces y no sobreexplotarlos al grado de ponerlos en peligro de extinción. ¿Qué estamos haciendo?

Para responder a estas preguntas se necesita información. Por ejemplo, la Carta Nacional Pesquera establece las directrices del dónde, cuándo y qué se permite pescar. Se debe planificar al respecto para no alterar el equilibrio ecológico al mismo tiempo que se aprovecha. La Ley General de Pesca y Acuacultura establece que dicho documento sea publicado de forma anual; sin embargo, desde el 2000 solo se ha publicado seis veces, la más reciente en 2017. Sin información actualizada desconocemos qué especies se sobreexplotan, como el pulpo y el tiburón, pues faltan cifras actualizadas sobre su población. La información también permite identificar soluciones para impulsar la productividad del sector. Actualmente, el trabajo de la mujer en el sector es invisible y los pescadores artesanales, en pequeña escala o ribereños tienen un nivel de productividad mucho menor al de los que se dedican a la pesca industrial, de altura o altamar. 

Realmente, los ciudadanos conocen poco sobre el sector, lo cual limita su capacidad para exigir cuentas a las autoridades. Afortunadamente, la sociedad civil organizada ha procurado difundir algunos datos por medio del derecho de acceso a la información. Gracias a esto generan plataformas con datos abiertos. Causa Natura creó pescandodatos.org sobre subsidios dirigidos a la pesca y refugios pesqueros. Por su parte, Oceana México agregó los permisos de embarcaciones pesqueras mexicanas a la plataforma internacional globalfishingwatch.org. Esta organización también propuso que México se una a los esfuerzos internacionales para fomentar la transparencia en el sector, en específico, a la Iniciativa en Transparencia Pesquera (FiTI, por sus siglas en inglés). Se trata de una iniciativa mundial que fomenta la transparencia del sector, ya que contribuye a una explotación responsable. FiTI propone que los gobiernos no son los únicos responsables de cuidar los recursos pesqueros, por eso llama a incluir empresas y sociedad civil para identificar qué información hace falta y los requisitos mínimos que debe reunir para ser creíble, accesible y oportuna.

Estas iniciativas coinciden en algo: se necesita saber quién, en dónde y qué se pesca para tener mejor control de los cuerpos de agua marítimos e interiores, y así aprovechar de forma óptima los recursos naturales que éste ofrece. Hoy, frente a la crisis climática y la amenaza de inseguridad alimentaria, es crucial proveer de toda la información disponible para que, con base en evidencia, la población exija a las autoridades que actúen hasta acercarse a una pesca productiva, rentable y sustentable. También son espacio de una industria que genera ingresos y alimentos. La información puede ayudarnos a alcanzar este objetivo.

Joel Salas Suárez

Comisionado del INAI

Twitter: @joelsas


Semblanza

Joel Salas Suárez

Comisionado del INAI Es licenciado en Comercio Internacional por el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Occidente (ITESO), Maestro en Ciencia Política por el Instituto de Altos Estudios de América Latina de la Universidad de Paris III-Sorbonne Nouvelle y cuenta con estudios de doctorado en Ciencia Política en la Escuela de Altos Estudios en Ciencias Sociales, en París, Francia. Se desempeñó como titular de la Unidad de Políticas de Transparencia y Cooperación Internacional de la Secretaría de la Función Pública, desde donde coordinó con el IFAI y la Sociedad Civil la redacción del Plan de Acción que México presentó en la Open Government Partnership (OGP). Además, durante el 2012, fue presidente del Grupo Anticorrupción del G20. Actualmente es comisionado del INAI y coordina las comisiones de Políticas de Acceso a la Información y la de Gobierno Abierto y Transparencia.

Ver más +

Encuesta