Viernes, 19 de Julio de 2019     |     Puebla.
Suscríbete


Opinión



Los rechazados de la BUAP y el derecho a la educación

Jueves, Julio 11, 2019 - 08:20
 
 
   

Más de 30 mil no fueron aceptados, prácticamente el 50%

El rechazo de miles de jóvenes por parte de la principal institución pública de educación superior de la entidad debe ser valorado a la luz del nuevo contexto legal y político de nuestro país.

El pasado sábado se dieron a conocer los resultados del examen de admisión a la BUAP, que en términos globales arroja una demanda total de 46,467 jóvenes, que buscaron ingresar a la institución pública en su nivel de educación superior y de más de 15 mil en el de media superior, siendo rechazados 24,232 y más de 6 mil, respectivamente. Es decir que más de 30 mil no fueron aceptados, prácticamente el 50%. Esto pese a que buena parte de ellos se puede considerar que aprobaron el examen; pongamos el caso de las preparatorias urbanas: si tomamos como aprobatorio un puntaje de 600, entonces 3,790 no fueron aceptados por los límites marcados por la institución, pero si consideramos como puntaje mínimo el de 550 el número asciende a 4,897 (BUAP, 2019); rechazados pese a demostrar habilidades y conocimientos para realizar sus estudios.  

Enfocándonos en el nivel de educación superior, en ese mismo fin de semana, 44 instituciones, (privadas y públicas) realizaron un encuentro para difundir su oferta académica. Generando nuevas expectativas para los jóvenes que demandan educación. Sin embargo, aun considerando la existencia de  223 Instituciones de Educación Superior (IES), con  mil 756 programas de licenciatura en la modalidad de enseñanza escolarizada (Cortés y Carrizosa, 2019) el número de jóvenes que no logran ingresar a este nivel es muy alto.

Un indicador de este drama social es la tasa de cobertura (estudiantes inscritos en relación con el total de jóvenes de 18 a 22 años de edad), que en 2018 alcanzó en Puebla el 38.1%, por encima del 33.1% a nivel nacional. Esto significa que más de 400 mil jóvenes con una edad de 18 a 22 años no logran estudiar, por lo que tienen que laborar o en su caso esperar otra oportunidad para ingresar a alguna institución de educación superior. En el primer caso, es obligado recordar que la tasa de desempleo juvenil es muy alta y que existe una profunda precariedad en los empleos existentes, en cuanto a la segunda opción, se torna más difícil dado el tiempo transcurrido y el alejamiento de las actividades académicas.

Gráfico 1. Tasa de cobertura de la educación superior, Nacional y Puebla, 1991-2018

Los años corresponden al final del ciclo escolar. Elaborado con base en SEP, Varios años.

Al observar la composición de los estudiantes de licenciatura destacan dos características: primera, que las IES particulares concentran el 42.4% de la matrícula de educación superior, por encima del promedio nacional (30.3%), resultado de las políticas gubernamentales de privatización y mercantilización (con la complicidad de las autoridades de la BUAP); segunda, que la BUAP es la IES más importante de la entidad, con el 34% de matrícula. Al valorar los datos proporcionados por Cortés y Carrizosa sobre el costo de las carreras en las instituciones privadas, es claro que la educación superior es un negocio rentable y que su acceso tiene diversas implicaciones, que por el momento no analizaremos pero podemos mencionar algunas de ellas: segmentación según niveles de ingreso, diferenciación en la calidad educativa.

Por otro lado, el número de rechazados en la BUAP en los últimos años ha girado en torno a los 20 mil jóvenes, sin embargo, es pertinente recordar que la política de selección e ingreso implementada desde la década de los noventa del siglo pasado estuvo fundamentada por las políticas educativas neoliberales, lo cual disminuyó el total de matrícula en esos años, que se expresa en una caída en la cobertura (ver gráfico 1). Si bien, apuntan las autoridades institucionales que en los últimos años ha crecido la matrícula, es definitivo que es insuficiente su oferta académica.

En este contexto es fundamental comprender el nuevo entorno educativo, en particular a partir de la entrada en vigor de la reforma al artículo 3º constitucional, en el que se establece como obligatoria la educación superior y su gratuidad al ser proporcionada por el Estado (Segob, 2019). De acuerdo con el Subsecretario de Educación Superior federal (Fernández y López, 2019) se trata de lograr la universalización del sistema educativo, incrementando la cobertura, colocando el acento en su pertinencia; se busca un crecimiento de la matrícula con equidad, de generar un verdadero sistema de educación a nivel nacional, que reconozca las particularidades regionales, culturales y lingüísticas, es decir “territorializar la educación”.           

Si bien aún falta la legislación secundaria, que establezca los lineamientos específicos, hoy se puede reivindicar este derecho constitucional. Desde siempre han existido movimientos de jóvenes por tener acceso a la educación superior, sin embargo no todos tuvieron éxito, pero en el contexto actual, podría esperarse una mayor resistencia y mejores logros; las autoridades educativas –federales y estatales- deberán de valorar las acciones inmediatas que deben emprender para dar una alternativa a estos miles de jóvenes excluidos; asimismo, las autoridades de la BUAP tendrán que definir una política de mayor alcance y que genere una cobertura mayor.

El panorama de la educación superior inducirá cambios importantes en todos los participantes del sistema educativo –autoridades, académicos, estudiantes, trabajadores, padres de familia, etc.-, así como en la orientación, función y contenidos de la educación superior.

Referencias:

BUAP (2019) Resultados del proceso de admisión 2019, en www.resultados.buap.mx.

Cortés, S. y P. Carrizosa (2019) De las carreras más accesibles a las más costosas, La educación superior, Suplemente de La Jornada de Oriente, 9 de julio.

Fernández, A. y A. López (2019) Existe un desconocimiento de las nuevas políticas para las IES: Concheiro Bórquez, La Jornada de Oriente, 18 de junio.

SEP (Varios años) Sistema educativo de los Estados Unidos Mexicanos, Principales cifras, SEP.  

SEGOB (2019) Decreto por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de los artículos 3o., 31 y 73 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en materia educativa, Diario Oficial de la Federación, 15 de mayo.


Semblanza

Germán Sánchez Daza

Ver más +

Encuesta