Miércoles, 17 de Julio de 2019     |     Puebla.
Suscríbete


Opinión



El matrimonio, donde se cultiva el valor de acompañarse

Lunes, Junio 24, 2019 - 18:23
 
 
   

Con la vida en común se benefician las singularidades.

Dr. Ricardo Velázquez Cruz.

Animal civilizador, el individuo humano busca no sólo instituir para regular el poder; no solamente se organiza en función de ataques y defensas predatorias; tampoco se limita a asociarse en grupos de interés; tiende también a compartir su individualidad, su modo de entender la vida en común con otra persona. Después de considerar sus afinidades, opciones y límites, ambos dejan la ciudad: entran en el recinto de su privacía. Fundan ese microcosmos de pequeños detalles y amplias perspectivas; ese dominio mutuo de crecimiento y realización: se casan.

Saben; sin embargo, que ese recinto de privacidad, el sancta sanctorum donde nadie tiene derecho a entrar sino ellos juntos, donde nada rige sino sus decisiones colegiadas, no está aislado del todo: su casa forma parte de la ciudad. A ella se deben en cuanto aportan y reciben por intermedio de su trabajo, los beneficios de la sociedad general. En cuanto individuos son sujetos de derechos así como de obligaciones; también en cuanto pareja: se han prometido entre sí, pero asimismo apelan por lo suyo y responden de sus deberes ante la ciudad. No es menos cierto, aunque suele perderse de vista, que uno de los papeles que ejerce el Estado, en reciprocidad, consiste en proteger el matrimonio como una de sus instituciones fundacionales, pero debe exigir ciertas obligaciones a los integrantes de la pareja dentro del entramado, complejo, así, pero ordenado por las leyes, de la organización social.

Sin tener que entrar en el ámbito privado, la autoridad del Estado legaliza las uniones y testifica con su registro la existencia de cada pareja establecida ante la sociedad; a la vez prevé derechos y deberes de ambos a la hora de los disensos irreconciliables o las separaciones. Se repite demasiado, hasta volvernos insensibles en su sentido: la sociedad se nutre de las parejas, no sólo porque cada una puede disponerse a generar descendencia, sino sobre todas las cosas porque el matrimonio es una forma deseable de vida. Ahí es donde usualmente se desdibujan las definiciones. No entraremos en el terreno de aquellos que han optado por vivir en soltería (solamente recordemos que muchos solteros se asocian de otros modos, por ejemplo en congregaciones religiosas; agrupaciones artísticas, culturales o de beneficio social, entre otras).

Decimos, a la par de una larga tradición, que el matrimonio es deseable; no que sea la única forma de vivir bien ni mucho menos que sea perfecta; pero podemos fácilmente reconocer que a ella tiende la mayoría de las mujeres y los hombres –tarde o temprano-.

 Más allá del trabajo en equipo, pero incluyéndolo; siendo quizá la forma superior de la amistad, con la vida en común se benefician las singularidades, se trabaja sobre los propios errores, se construye entre el dominio de sí y el conocimiento del otro. Digámoslo en pocas palabras: en ese lugar se cultiva el valor de acompañarse.


Semblanza

Ricardo Velázquez Cruz

RICARDO VELÁZQUEZ CRUZ es originario del Estado de Sonora, México. Se le concedió la ciudadanía poblana el 7 de agosto de 1992. Se caracteriza por ser un hombre con gran calidad humana. Cuenta con un vasto historial académico y laboral. Es abogado notario y actuario egresado de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla; posee el Diplomado en Análisis Político, por la Escuela Libre de Ciencias Políticas de Puebla; en UNAM, cursó la especialidad en Derecho Agrario; y en la Universidad Autónoma de Tlaxcala, sendas especialidades y maestría en Derecho Constitucional y en Juicio de Amparo. Posteriormente y con mención honorífica, obtuvo su doctorado por Investigación, con la tesis “Nacionalismo Revolucionario y Liberalismo Social”. Al llamado de la Universidad de Lecce, Italia y con asesoría del Dr. Raffaele de Giorgi, Director del Instituto Mundial de Estudios sobre el Riesgo, el Dr. Velázquez desarrolló un proyecto de investigación sobre “Vínculos con el futuro en el Modelo Sistémico de la Explicación Social”. Ha recibido múltiples reconocimientos como ponente y organizador de ciclos de conferencias, congresos, foros, mesas de trabajo, convenciones, seminarios, talleres, cursos y coloquios. En su trayectoria laboral se ha desempeñado como Consejero Jurídico del Gobierno del Estado de Puebla; Consultor Jurídico en diversos organismos en los Estados de Chiapas, México y Tlaxcala; Asesor Jurídico en la Secretaría de Gobernación del Estado de Puebla y de la Comisión de discapacitados del Congreso de la Unión. Jefe del Área Jurídica de la Delegación de SEDESOL, actuario, secretario y juez por Ministerio de Ley de lo Civil de Primera Instancia; catedrático en diversas universidades, Presidente del Centro de Estudios Mundiales sobre Legalidad; Presidente del Centro Mundial de Estudios sobre la Defensa de los Derechos Humanos, con oficinas en España, Estados Unidos y México; fue Alto representante de la IDLO (International Development Law Organization). Actualmente es Magistrado Coordinador General de la Junta de Administración del Honorable Tribunal Superior de Justicia del Estado de Puebla. Su gran pasión por desarrollar programas como la legalidad desde la escuela la legalidad desde la escuela y la legalidad va a la escuela y su anhelo por construir un mundo mejor con paz social en un entorno de justicia, legalidad y democracia; lo ha llevado a crear un concepto único en el mundo: el modelo LA ALDEA, parque lúdico didácticos que se rige bajo los principios de la Educación Democrática y cuyo principal objetivo es contribuir a la formación de una nueva conciencia ciudadana.  Su dinámica actividad, impulsada por grandes inquietudes y vigorosos anhelos, comprende interesantes artículos, ensayos, y ponencias sobre libre comercio, Cultura de la Legalidad y Responsabilidad Social, Ciudadanía, Derechos Humanos, Derecho Penal y responsabilidad de los servidores públicos. Es autor de los siguientes libros: Más allá de la Muralla, Reencuentros y Soledades. La búsqueda de un proyecto nacional,  México y el hombre como herencia política, PRI: hacia un nuevo rostro, Lógica parlamentaria, La construcción ciudadana. Tópicos y reconsideraciones, Vejez, tiempo de creación, horas de explicación, Formas de convivencia, comprensión y derecho, Nosotros, los otros responsables. Un enfoque ético político, El Juicio Oral. Manual teórico-práctico, Para comprender la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Asimismo, autor de las revistas La Nueva Justicia Penal, Nuestro Héroes Anónimos y Nuestros Héroes de la Independencia.

Ver más +

Encuesta