Gasolinazos: Por una verdadera política energética nacional

Miércoles, Octubre 31, 2018 - 13:43

Los diputados y senadores panistas y de MC pretenden engañar a la sociedad

Maestro en Administración Pública, Presidente de la Comisión de Hacienda en el Senado de la República. Más de 25 años dedicado al servicio público. Mis principios: ser útil, agradecido y acomedido

Mientras los grupos parlamentarios de Movimiento Ciudadano (MC) y PAN en el Congreso de la Unión le mienten a los mexicanos con la falsa promesa de pugnar por la disminución de los impuestos a las gasolinas y el diésel, en la bancada del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) en el Senado de la República, junto con los partidos del Trabajo (PT) y Encuentro Social (PES), estamos en la construcción de un análisis socialmente responsable para restablecer una política energética nacional que coadyuvará con la Cuarta Transformación que requiere el país.

Los diputados y senadores panistas y de MC pretenden engañar a la sociedad, cuando fueron ellos en octubre del año 2015 quienes aprobaron el incremento a los combustibles, los llamados gasolinazos, al avalar el incremento en el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS).

Es de extrañarse que ahora quieran eliminarlo, cuando fueron ellos quienes causaron un boquete financiero al aprobar la reforma energética que entregaban el petróleo a empresas extranjeras.

Es de extrañarse que ahora quieran lavarse las manos y ser omisos a su responsabilidad, pues parece que se los olvida que ellos aprobaron no sólo la creación del IEPS, sino también su aumento para recaudar más impuestos, aumento que, por cierto, no fue reflejado en el bienestar de las familias mexicanas.

Se trata de una oferta incongruente y populista, que busca obtener beneficios mediáticos, pues bien sabemos todos los legisladores, que con el país endeudado que nos dejarán a partir del 1 de diciembre, en que asumirá la Presidencia Andrés Manuel López Obrador, sería irresponsable dejar de recaudar (eliminar el IEPS).

La estrategia debe ser integral y pasa, inexorablemente, por garantizar que cada peso de la recaudación de impuestos se use de manera eficiente, además de tomar medidas suficientes para revertir el endeudamiento y abatir la galopante corrupción que nos heredan.

El análisis y explicación del precio de las gasolinas pasan por un recuento serio de los yerros de los gobiernos pasados, desde la época del primer sexenio panista, que no invirtió o prácticamente desapareció los excedentes petroleros, que se obtuvieron en tiempos de bonanza, en que el precio del barril de crudo alcanzó niveles históricos.

Pero lo mismo ocurrió en tiempos recientes, cuando no invirtieron los excedentes petroleros en los rubros sociales. Son 126 mil millones de pesos en los últimos dos años la muestra del saqueo al país, en que esos recursos se canalizaron a los fideicomisos que se encuentran en total opacidad.

Es el reflejo de la desmesurada corrupción que actualmente cuesta 14 por ciento de los ingresos promedio de las familias mexicanas, según cifras de Transparencia Mexicana.

¿Por qué no se pudieron disminuir los precios de las gasolinas y por qué sería irresponsable eliminar el IEPS para el Ejercicio Fiscal 2019?

En primer término, porque se desmantelaron las 6 refinerías ya que para los gobiernos del PAN y del PRI fue un negocio importar la gasolina en lugar de que producirla.

Tres de 6 refinerías en México trabajan actualmente a 40 por ciento de su capacidad. Salina Cruz, Minatitlán y Madero continúan con problemas de operación, de acuerdo con versiones de trabajadores de Petróleos Mexicanos (Pemex), y las restantes se encuentra a 60 por ciento de su operatividad.

Todo esto hace apremiante la necesidad de invertir 50 mil millones de pesos en la modernización de estas refinerías.

De esa manera, aumentaremos la producción de gasolinas y diésel para dejar de importarlas e impulsaremos la construcción de una refinería en Tabasco con una proyección a 2021. Los recursos que se obtienen por el IEPS son indispensables para esa meta.

Las ofertas populistas, que resultan incongruente con la posición de apenas hace unos años de la oposición, son flagrantes intentos de engañar a los mexicanos. No debemos caer en su embuste.


Encuesta