La Universidad de las Américas Puebla (UDLAP) fue anfitriona del ciclo de Conversaciones de futuro: ODS-COVID, en donde se realizó la charla reducción de las desigualdades enfocada en el objetivo 10 de Desarrollo Sostenible establecido por las Naciones Unidas, centrado en reducir las desigualdades en los países.

En ella la Dra. Laura Romero, coordinadora académica del Programa de Liderazgo para Jóvenes Indígenas de la UDLAP, destacó que América Latina es la región con mayor pobreza extrema indígena.

Destacó que, en México, el 85 por ciento de las mujeres indígenas labora en la economía informal, y sólo el 1 por ciento de los y las jóvenes indígenas acceden a la educación universitaria. Por ello buscan utilizar la educación como una estrategia para cerrar la brecha de ingreso.

Asimismo, recordó que, en sus 10 años de existencia, el programa busca darles a los jóvenes una serie de conocimientos, así como alianzas entre ellos y la comunidad estudiantil, pues un mejor currículum les permite un mejor trabajo y más movilidad social.

El Dr. Juan Carlos Moreno Brid, director y coordinador de Investigación CEPAL-México, coincidió en América Latina como la región más desigual del mundo, señalando que las respuestas insuficientes ante la pandemia aumentaron desigualdades y rompieron no sólo el presente sino el futuro de la gran mayoría de latinoamericanos.

Por otra parte, el Dr. Juan Antonio Le Clerq Ortega, decano de la Escuela de Ciencias Sociales señaló que en el último año y medio la crisis sanitaria remarcó la desigualdad preexistente, pues no todas las personas tienen la misma oportunidad de frenar la pandemia, proteger su salud o garantizar acceso a educación de calidad bajo la modalidad en línea que se ha impuesto.

Leandro Sebastián Simeoni, fundador y titular de Nomines, iniciativa de Inclusión laboral de personas con discapacidad en Argentina, compartió que desde su experiencia las desigualdades laborales y educativas son grandes, complejas y multicausales para este sector de la población.

Finalmente, el Dr. Diego Castañeda Garza, economista e historiador económico del Tecnológico de Monterrey, México, destacó que, dentro de esta problemática mundial causada se ignoran las consecuencias a futuro que pueden tener este tipo de eventos.

Este ciclo de conversaciones surge con el objetivo de generar diálogos entre académicos y líderes de iniciativas que trabajan por responder a los distintos Objetivos de Desarrollo Sostenible, para juntos construir futuros sostenibles.

La Dra. María José de la Fuente, coordinadora de este proyecto, destacó que desde el 2016 se ha impulsado una iniciativa llamada Innovación Social 2030, la cual busca incidir tanto en las personas como en las organizaciones para acelerar su viaje y los ecosistemas de innovación social, por medio de la agenda 2030 y bajo esta ley es que nace el proyecto de Conversaciones de Futuro en colaboración con el consorcio hemisférico universitario, el cual reúne 14 universidades de Latinoamérica, el Caribe, Canadá y los Estados Unidos.