Durante la gestión de Lourdes Rosales Martínez al frente de la hoy Secretaría de Seguridad Ciudadana, de la capital del estado, fueron dados de baja 45 policías municipales por casos de corrupción.

De acuerdo con datos entregados por la SSC, desde el 15 de octubre de 2018 que Rosales Martínez tomó las riendas de la entonces Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPTM), se han dado de baja a 45 policías.

Los uniformados fueron separados de sus cargos como resultado de investigaciones por la comisión de conductas graves contra el Régimen Disciplinario del Servicio Profesional de Carrera Policial, que van desde corrupción hasta la no aprobación de pruebas de control de confianza.

La baja de la corporación de estos policías se derivó de un total de 24 investigaciones que se iniciaron entre el 15 de octubre de 2018 y el 10 de agosto del 2021 a las que se dio seguimiento puntual.

Además de esas investigaciones, la Secretaría de Seguridad Ciudadana desahogó y concluyó con el trámite de otras cuatro denuncias, del periodo de la administración de Luis Banck Serrato, contra policías por conductas graves al Régimen Disciplinario del  Servicio Profesional de Carrera Policial.

Apenas ayer la titular de la SSC, indicó en entrevista con medios de comunicación que en un mes concluirá su gestión sin que la dependencia haya recibido recomendación alguna por violaciones a derechos humanos.

Según la funcionaria, durante su etapa al frente de la Policía Municipal de Puebla, la corporación no ha recibido recomendaciones de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Puebla o de la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

Sin embargo, recordó que hubo tres recomendaciones de la administración de Luis Banck, las cuales tuvieron que atenderse cuando ella tomó el control de la corporación.