Sectores de Tehuacán manifestaron públicamente su descontento por las cuatro piezas arqueológicas que se llevará el INAH, por lo cual entregarán escritos a las instancias necesarias para que no sean trasladadas y en dado caso de que sea necesario se movilizarán hasta la zona para impedir la salida de los monolitos.

Martín Barrios Hernández, representante de la Comisión de Derechos Humanos y Laborales del Valle de Tehuacán comentó que, para autorizar el préstamo de las cuatro piezas, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), debió consultar a los ciudadanos de Tehuacán, ya que únicamente se llevó a cabo una reunión en la que asistieron unos cuantos.

Agregó que empresarios locales saquearon Tehuacán, teniendo colecciones bastante representativas: “es ahí donde el INAH debería actuar e iniciar un proceso de investigación en su contra y no andar llevándose el patrimonio tangible de los pueblos originarios”.

Expuso que una vez que las piezas salgan del municipio muy difícilmente van a regresar, pues ya se han tenido experiencias en donde los hallazgos arqueológicos salen del municipio y no han regresado.

Comentó que agotarán todos los procedimientos necesarios para impedir que se lleven las esculturas, incluso solicitarán al actual ayuntamiento para que dé su postura y siguiendo un proceso correcto evitarán que el préstamo se concrete.

Solicitó a los pobladores de San Diego Chalma a levantar la voz y estar atentos para cuando se intenten llevar las piezas, pues ni permitirán su salida.

Al respecto, la artista plástica, Ariadne Nenclares Pitol, señaló que lo que el INAH debería hacer para montar la exposición en el Museo Nacional de Antropología, es crear réplicas de las mismas esculturas y las originales dejarlas en el museo, pues crear copias también les sería viable.

Asimismo, manifestó que dejar las piezas en el sitio en donde fueron halladas impulsaría el turismo en Tehuacán, pues vendrían hasta el municipio a conocer las deidades y a conocer la historia de los hallazgos y la cultura popoloca.

 Rosa Isela Reyes Navarro, promotora de Cultura y representante de proyecto Noyolotzin, expresó que ella estuvo presente en la reunión que se tuvo con el INAH, sin embargo, descartó que se viniera a pedir permiso, pues únicamente se vino a avisar.

Juan Santiago Navarro Guardián del Conocimiento Ancestral de Tehuacán; Inti Barrios, Trabajadora Cultural y Rosa María Palafox, Ehecatl Cihuame (mujer de viento), fueron algunos de los asistentes a la rueda de prensa para manifestar su desacuerdo.