La presidenta de la LX Legislatura del Congreso de Puebla, Nora Merino Escamilla, pasó de Morena al Partido del Trabajo (PT) para ser coordinadora de la bancada.

En rueda de prensa presencial fue presentada como líder de la fracción tras ganar la reelección por el distrito X de Puebla capital el 6 de junio.

El delegado nacional del PT, Ernesto Villarreal Cantú, aseguró que el nombramiento se aprobó por unanimidad por quienes integran el grupo parlamentario, aunque no estuvieron presentes Mónica Silva Ruiz y Guadalupe Barroso Chávez.

Pese a los reclamos y protestas por los asuntos pendientes del Congreso, al entregarle la constancia de coordinadora destacó su labor en la actual Legislatura en la que fue presidenta de la Junta de Gobierno y de la Mesa Directiva.

Merino Escamilla ganó como cuota de Morena, pero en un arreglo político se pasó al grupo del PT junto con Guadalupe Yamak Taja, quien ganó el distrito 7, de San Martín Texmelucan.

Con estas adhesiones la fracción petista tendrá siete integrantes, con lo cual se convirtió en tercera fuerza política para la LXI Legislatura, por debajo del PAN y empatada con el PRI.

Pleitos de Morena pegaron en elección

Villarreal Cantú reconoció que las disputas internas de Morena afectaron a la coalición Juntos Haremos Historia en la elección del 6 de junio, pues se perdió Puebla capital y varios municipios de la zona conurbada.

Aunque dijo ser respetuoso del partido aliado, reprochó que sí faltó unidad y apoyo entre morenistas para conservar los gobiernos municipales.

Por ello consideró que es necesaria una reconciliación en Morena para obtener mejores resultados en 2024.

Aunque este año el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) no se sumó al bloque, puso en duda si hizo falta, pero vio posible negociar su adhesión para la próxima elección.