Debido a que se encontraron más deficiencias en el tramo de la Línea 12 que que colapsó en la estación Olivos el 3 de mayo, el Colegio de Ingenieros Civiles de México recomendó no reanudar el servicio en la Línea 12 del Metro.

Comité Técnico de Seguridad Estructural estableció como prioritario hacer una revisión detallada, nivel 2 y 3 en su caso pues encontró fallas en soldaduras, fisuras en trabes y filtraciones de agua en el tramo.

El coordinador del Comité Técnico de Seguridad Estructural del Colegio de Ingenieros Civiles, Bernardo Gómez González, reportó que 32% de los 11 kilómetros de la ruta aérea, que corresponde a CICSA, presentan fallas calificadas como grado B, es decir, que se deben atender con equipo especializado.

De acuerdo con el dictamen de la revisión, en el tramo de la estación Periférico Oriente a Zapotitlán (8.3 kilómetros) se hallaron soldaduras cuestionables, separación insuficiente de vigas, columnas con fisuras superficiales en columnas, trabes y cabezales, diafragmas desalineados en trabes de acero e inconsistencias en atiesadores horizontales.

También hay elementos de apoyo deformados o con apoyo parcial en neoprenos; diafragmas colocados deficientemente o inexistentes; insistencias por atiesadores horizontales en trabes más cortos que en otras zonas.

 “Se detectaron evidencias de deficiencias y otras vulnerabilidades que requieren mayor estudio, específicamente en este porcentaje que estamos hablando en los tramos que se calificaron con grado B”, dijo el coordinador.

El tramo en cuestión  comprende 3 kilómetros de Culhuacán a Calle 11 y de Tlaltenco a la terminal de Tláhuac, no presentó ningún daño con grado B.

Se recomendó como atención prioritaria la revisión de la separación entre el puente vehicular de Periférico y avenida Tláhuac con las columnas del viaducto elevado de la Línea 12, y supervisar el refuerzo realizado en el tramo cercano a la estación Nopalera y la reparación de fisuras y filtraciones de agua, según una nota del diario El Universal.