El ayuntamiento de Huejutla, en el estado de Hidalgo provocó la muerte de cientos de peces que se encontraban en un lago artificial al que se le daría mantenimiento. Los hechos ocurrieron en el parque ecológico ubicado en ese municipio, espacio que apenas hace unas semanas reabrió sus puertas a los usuarios. 

Empleados del sitio realizaron labores de limpieza del estanque, por lo cual vaciaron el mismo sin contemplar la presencia de los animales acuáticos que se encontraban en el lugar. 

Los pobladores del lugar fueron quienes detectaron la indebida maniobra y se metieron al estanque en un intento para rescatar a algunas de las especies, para lo cual utilizaron cubetas y bolas que llenaron con agua; sin embargo, la mayoría murieron por la falta de agua. 

Las autoridades municipales no han emitido información oficial sobre el incidente ocurrido en el estanque. 

Con información de Excelsior.