El accidente en el que murieron dos pasajeros que viajaban en un vehículo gris, marca Toyota con placas UAL-45-85, que funcionaba como “Taxi privado”, provocó que la gente del municipio de Atlixco, exigiera la regularización de este servicio o su suspensión definitiva.

Lo anterior debido a que, para poder realizar más viajes, conducen rebasando los límites de velocidad y en ocasiones hasta exceden la capacidad de los vehículos. Muchos atlixquense utilizan este tipo de “taxis”, debido al bajo costo que manejan comparado con el de los autobuses de la línea de transporte Oro que son los únicos que hacen el viaje directo y por la vía Atlixcáyotl de manera legal.

El costo y mal servicio que esta línea de autotransporte otorga, debido a que traen a la gente de pie en la mayoría de las corridas, orilló a los usuarios que requieren viajar a la ciudad de Puebla y de regreso a usar este tipo de servicio privado, que lamentablemente no cuenta con los permisos.

Es preciso señalar que estos vehículos al no contar con el permiso correspondiente para el traslado de personas, no cuentan con seguro de viajero para ellos, en el caso de este accidente ni el seguro de la unidad aplica.

El vehículo Toyota color gris se accidentó esta tarde sobre la vía Atlixcáyotl, a la altura del municipio de Santa Clara Ocoyucan, debido a que uno de los neumáticos se salió, además de que circulaba a exceso de velocidad, a bordo iban cuatro pasajeros, una era Alma Delia Valle Villanueva originaria de Atlixco, con domicilio en la unidad habitacional Infonavit.

Ella había salido de trabajar como asistente médico, sus cercanos se enteraron de esta desgracia a través de los medios locales y a partir de ese momento empezaron la búsqueda de su familiar.

En Atlixco estas unidades tienen su base a una cuadra de la avenida Independencia, algunos salen por el bulevar Emiliano Zapata hacia el corredor gastronómico y otros recorren la ciudad levantando pasaje, antes de salir a carretera para tomar la Vía Atlixcáyotl.