Venezuela anunció que introducirá nuevos billetes de bolívares de gran denominación, a medida que la hiperinflación hace que la mayoría de los billetes carezcan de valor, lo que obliga a los ciudadanos a recurrir al dólar estadounidense para las transacciones diarias.

El Banco Central del país publicó un comunicado en su sitio web diciendo que comenzaría a circular los nuevos billetes de 200 mil, 500 mil y un millón para “cumplir con los requisitos de la economía nacional” sin proporcionar más detalles. El billete de un millón, el de mayor denominación en la historia de la nación, vale solo 0.53 centavos de dólar.

A medida que en 2020 la economía de Venezuela se contrajo por séptimo año consecutivo, el Gobierno hizo la vista gorda ante un número creciente de transacciones en dólares, iniciadas por cortes de energía que impidieron las compras con tarjetas de crédito y débito y fomentaron el uso de efectivo. Se estima que alrededor de 66 por ciento de las transacciones en todo el país se realizan en moneda extranjera, según Ecoanalitica.

Si bien el dólar ha ganado terreno, los venezolanos continúan dependiendo de los billetes en bolívares para el transporte público y para comprar combustible subsidiado.

El metro de Caracas emitió recientemente un sistema de pago electrónico después de que de manera rutinaria dejara de cobrar a los pasajeros debido a la escasez de efectivo.