La Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT) pospuso la Expo Transporte ANPACT se realizaría en octubre de este año para marzo del 2022, ante la pandemia del Covid-19.

Sin embargo, anunció que se trabaja en el evento de negocios considerado como más importante de la industria de vehículos pesados en América Latina, a fin de alcanzar una derrama económica de 1 mil 500 millones de pesos.

Miguel Elizalde, presidente de la ANPACT, informó que se realizará un encuentro virtual de negocios en octubre, con miras a realizar una reactivación económica y continuar proyectos de la industria de vehículos pesados.

En conferencia de prensa virtual desde Puebla, sede de la Expo Transporte ANPACT, el dirigente demandó “certeza energética” para la industria, no solo en materia eléctrica sino en gas natural y sobre todo el combustible del diésel.  

“Cuando hablamos de certeza energética hablamos de combustibles, de diésel de ultra bajo azufre. Este tema nos enfoca más en la certidumbre jurídica respecto a la normatividad que debe tener la Semarnat”, dijo.

Miguel Elizalde afirmó que “si en la Expo ANPACT se anuncian nuevas tecnologías ambientales y nuevos vehículos debemos tener la certeza energética, en los combustibles de Ultra Bajo Azufre (UBA), y ya han visto estas tecnologías en la expo y las seguirán viendo. Es fundamental en la certeza energética en los temas y en los transportistas y seguiremos trabajando para tener el UBA para tener el ajuste de la NOM-044, que será fundamental para tener reactivación económica”.

Confió en que la mejor manera de iniciar 2022 es que el gobierno federal anuncie la permanencia de la tecnología Euro5 / Epa 7 en los vehículos pesados durante el resto de ese año, hasta en tanto no haya disponibilidad de diésel UBA.

La Expo Transporte ANPACT pretende reunir a más de 45 mil personas y seguirá contribuyendo a la reactivación económica de México; para lo cual se realizará garantizando las mejores condiciones de protección a la salud de los asistentes.

En 2019 contó con la participación de más de 46 mil 800 asistentes de 30 países, sumó un total de 445 expositores y ocupó más de 70 mil metros cuadrados de exhibición, refrendándose como la feria de negocio más importante de México y líder en su tipo.