La empresa de transporte ejecutivo DiDi se encuentra desarrollando el proyecto Smart Transportation, con el cual analizarán 170 cruces viales de la ciudad de Puebla para reducir el congestionamiento vial hasta un 20 por ciento sin tener que adquirir infraestructura.

En entrevista con e-consulta Jordi Cueto, gerente Senior de Relaciones Públicas de DiDi, explicó que se trata de un acuerdo con la Secretaría de Movilidad y Transporte estatal para cambiar la movilidad de la ciudad a través de un mapa virtual que permite ver los patrones de tráfico en 170 intersecciones.

Jordi Cueto explica que a diferencia de otros proyectos de movilidad, el de DiDi no requiere de la inversión de infraestructura adicional por lo que es gratis para el gobierno, pues obtiene los datos a través de los informes que generan los conductores que operan en la plataforma.

"Juntamos la información de los coches, dónde están, en qué momento se mueven, a dónde van y juntamos toda esa información en el celular y nos permite ver dónde está el tráfico y analizando intersecciones específicas, para optimizar rutas. Puebla es la segunda ciudad en toda Latinoamérica que cuenta con esa tecnología", señaló.

Los resultados del proyecto buscan dar tres beneficios: reducir tiempos de movilidad y tiempo de los poblanos en el coche; hacer más barata la movilidad por menos consumo de gasolina y reducir el impacto ambiental que genera el tráfico vehicula.

El proyecto reduciría el tráfico entre 10 y 20 por ciento, lo cual es ahorro para el gobierno y las empresas,  mejores rutas del transporte público y generación de espacios de esparcimiento.

"Tiene tres etapas, ahora estamos en etapa de diagnóstico ya que vamos a analizar 170 intersecciones en Puebla incluyendo los tres corredores del RUTA del gobierno y vamos a utilizar distintos indicadores como la velocidad promedio y el número de paradas. Con todos los vehículos que tiene DiDi podemos conocer cómo se está moviendo la ciudad en general", expuso.

Gracias al convenio con el gobierno estatal, DiDi va a entregar un reporte cada 15 días de cómo se comporta el tráfico vehicular en la mañana, en la tarde y en la noche, mientras que en la segunda etapa sabrán qué está pasando con todos los coches y, en la tercera, ya se puede tomar una decisión de qué van hacer para mejorar la infraestructura ya existente.

"Llevamos platicando varios meses con el gobierno del estado de Puebla, por lo menos desde septiembre, acotó Jordi Cueto.

Empresas como Waze también generan reportes para las principales ciudades, arrojando datos sobre el estilo de conducción de sus usuarios, los cruceros más conflictivos y los horarios con mayor congestionamiento vehicular pero su información no es canalizada en políticas públicas.