Encobijado, maniatado y con diversas huellas de tortura, fue abandonado el cadáver de un hombre en calles de la junta auxiliar de San Jerónimo Caleras en la ciudad de Puebla, donde este domingo vecinos alertaron ante los hechos. 

Vía 911 policías y paramédicos recibieron una llamada de auxilio en la que se daba cuenta de la presencia de un cuerpo tirado en la vía pública, sobre Camino Real a San Jerónimo Caleras esquina con Copérnico, de la colonia Xilotzoni, Segunda Sección.

A las 8:20 horas, uniformados de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal (SSP) de la policía del municipio y del Sistema de Urgencias Médicas Avanzadas (SUMA) a bordo de la ambulancia 220 acudieron a la zona, donde tras las revisiones prehospitalarias confirmaron que la víctima carecía de signos vitales. 

El lugar fue acordonado y resguardado por los oficiales de ambas corporaciones de seguridad hasta el arribo de peritos y agentes investigadores de la Fiscalía General del Estado, quienes llevaron a cabo las pesquisas de ley para el levantamiento del cuerpo. 

Durante las diligencias los elementos ministeriales descubrieron que el cuerpo era de un hombre que tenía el rostro cubierto con una bolsa de plástico y aparentemente fue ahorcado con una franela que le rodeaba el cuello. 

Por la manera en la que fue asesinado, las autoridades ministeriales no descartan varias líneas de investigación, entre ellas un ajuste de cuentas entre miembros de bandas delictivas. 

Será conforme avancen las investigaciones como lo anterior se descarte o se confirme. 

El cuerpo del hombre que vestía pants gris y tenis blancos, fue llevado al Servicio Médico Forense (Semefo) en espera de que alguien llegue a identificarlo.