Volkswagen de México refrenda su compromiso con la protección de los ecosistemas y del capital biológico, que es considerado una de las mayores riquezas del país.

Este año, la armadora lanzó la convocatoria Por amor a México, edición especial Chav@s, con un objetivo en particular: apoyar una iniciativa conservacionista que proviniera de grupos de estudiantes comprometidos con su entorno y con el planeta.

Dicha convocatoria se desplegó en las principales universidades públicas y privadas del país, captando 76 proyectos.

Entre las 33 instituciones de estudios superiores que participaron a través de sus estudiantes con distintos proyectos, destacan la Universidad Nacional Autónoma de México, el Instituto Politécnico Nacional, el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey, la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, la Universidad de las Américas Puebla y la Universidad Popular Autónoma de Puebla, de acuerdo al top 20 de instituciones de educación superior con enfoque ambiental.

Los ámbitos de impacto favorable al ambiente que abarcaron dichos proyectos incluyeron protección de flora, fauna y ecosistemas en general; así como iniciativas de emprendimiento y de educación y concientización ambiental.

Los siguientes proyectos lograron pasar a la fase semifinal:

1.    Estrategias biológicas y sociales para el rescate y conservación de aves rapaces. Desarrollado por 4 estudiantes de la BUAP

2.    Propuesta de diseño para la construcción de un robot móvil recolector de desechos sólidos para la playa de Tecolutla, Ver. Desarrollado por cuatro estudiantes de la Universidad Tecnológica de Gutiérrez Zamora.

3.    Conservación del ajolote del Altiplano en El Parque Nacional La Malinche. Desarrollado por tres estudiantes de las siguientes universidades: Universidad Iberoamericana, campus Puebla, Universidad de las Américas Puebla (UDLAP), Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Occidente (ITESO).

4.    Monitoreo para la conservación del tapir centroamericano Tapirus bairdii como acción prioritaria en al manejo forestal comunitario de la comunidad De Santiago Xiacui en la Sierra Norte de Oaxaca, México. Desarrollado por un estudiante de la Universidad Iberoamericana, campus Puebla.

5.    Revive árbol retorcido. Desarrollado por un estudiante de la Universidad Autónoma de Guerrero.

6.    Conservación y protección de la tortuga carey (Eretmochelys imbricata) en el Parque Nacional Archipiélago Espíritu Santo, Baja California Sur. Desarrollado por tres estudiantes de la Universidad Autónoma de Baja California Sur.

El jurado del programa eligió a los siguientes dos proyectos como finalistas:

Estrategias biológicas y sociales para el rescate y conservación de aves rapaces.

Este proyecto tiene como objetivo incrementar el número de aves rescatadas, que son víctimas de la trata y venta ilegal, rehabilitarlas y reinsertarlas en su hábitat natural, así como fomentar su reproducción con el fin de incrementar su población, que se ha visto disminuida debido a la comercialización clandestina.

Anualmente el centro de conservación de aves “Konkon” rescata y rehabilita entre 40 y 50 ejemplares, cuyo estado de salud varía al ser recibidos. Dependiendo de las condiciones de cada uno se establece un plan de rehabilitación, el cual principalmente se basa en una dieta apropiada de acuerdo con las necesidades específicas de la especie y su condición de salud. Asimismo, reciben estímulos conductuales que permitan la reinserción en su hábitat natural.

Este centro asegura el bienestar de las aves a través de pruebas de laboratorio no invasivas. Durante la estancia de cada espécimen en el centro de conservación, también se busca la reproducción asistida de la misma especie, con el fin de asegurar la repoblación. 

Conservación del ajolote del Altiplano en el Parque Nacional La Malinche

Este proyecto tiene como objetivo proteger el ajolote del Altiplano (especie endémica) en el Parque Nacional La Malinche, mediante su reproducción bajo un ambiente controlado para reforzar las poblaciones silvestres. A través de este proyecto también se busca generar información que permita evaluar su estado de conservación, así como establecer los precedentes que permitan replicarlo de una manera factible con otras variedades existentes en nuestro país, con proyección en el futuro.

En un lapso de 18 meses se busca estimar el tamaño de las poblaciones en el Parque Nacional La Malinche; estableciendo un santuario para la reproducción, cuidado y estudio del ajolote del Altiplano mediante un Predio o Instalación que manejan vida silvestre.

Adicionalmente, busca diseñar y aplicar un programa de educación ambiental y fomento de las raíces culturales que promuevan acciones dirigidas al cuidado y protección del ecosistema del ajolote, en conjunto con las comunidades locales, incrementando el bienestar social; y finalmente la liberación de ejemplares y monitoreo anual de las poblaciones de la especie, contribuyendo a la restauración de la biodiversidad de nuestro país.

El público puede votar por su proyecto favorito en la página https://www.vwporamoramexico.mx/ hasta el día 22 de noviembre de 2020.