"No es la única pero es la más conocida". Así definen los vecinos de la unidad habitacional San Bartolo a "El Punto", una narcotiendita que en 2018 causó revuelo por la detención de 18 de sus clientes y distribuidores de droga, y que ayer volvió a ser noticia porque fue lugar para un asesinato.

Sin conocer el origen del sobrenombre, los vecinos no se sorprendieron cuando ayer vieron a policías afuera de "El Punto",  al menos hasta que supieron que adentro se había cometido un homicidio y que dos personas habían sido detenidas por la Policía Municipal de Puebla.

El departamento 1 del edificio H7 fue denunciado hasta el cansancio desde 2016 cuando, de acuerdo con los vecinos, comenzó a verse una presencia más importante de personas en el sitio, donde había veces que por la madrugada podían verse reunidas hasta 50 personas.

"Todo mundo sabe que ahí venden drogas. Siempre se juntan más de 50. Estuvo cerrado unos días después del cateo de hace un año (noviembre de 2018) pero después volvió a abrir como si nada. No es la única (narcotiendita) pero es la más conocida. Todos aquí ya sabemos a qué nos referimos cuando te dicen algo de El Punto", señaló un vecino de forma anónima.

La fachada, albergue de indigentes

Los mismos vecinos, incómodos por el peligro que representa vivir cerca de un lugar donde venden drogas o constantemente hay personas intoxicadas, señalaron que ya han tratado de hablar con el hombre al que identificaban como dueño del lugar aunque según vecinos tiene una fachada poco creíble.

"Ya le habíamos dicho al chavo que siempre está ahí, pues que nos dijera qué onda, que nos explicara por qué siempre tanto 'marihuano'. Pero una vez hasta nos dijo que era porque ellos le daban asilo a las personas de la calle y les daban chance de que durmieran ahí o se bañaran para después irse", narró uno de los vecinos con notoria incredulidad.


El departamento en la planta baja no se veía diferente al de los otros que componen el edificio, por lo que son los testimonios de los vecinos los que permiten conocer el panorama de este lugar que nuevamente tiene sellos de la Fiscalía General del Estado como parte de una investigación.

Vigilado con cámaras y 'halcones'

Los vecinos consultados por este medio explicaron que a pesar de que Policías Estatales y Municipales de Puebla suelen pasar por la zona, nunca han tenido empacho en dejar que ese lugar opere. No obstante, los dueños de "El Punto" tomaban previsiones y tenían su propio sistema de seguridad.

Explicaron que tras el operativo de noviembre de 2018, comenzaron a colocarse cámaras de vigilancia sobre varios edificios de las calles Azumiatla y San Bartolo Norte B, las cuales presuntamente fueron pagadas por los operadores de "El Punto" para poder monitorear cualquier intervención de la policía.

"En estos edificios un día comenzaron a poner cámaras, varias, todas apuntaban a la entrada de la 11 (Sur) y a la calle de la funeraria, pero las mandaron a poner esos canijos no tanto para checarnos a nosotros sino para estar checando cuando les fuera a caer la policía", explicó uno de los colonos.

Sin embargo gracias a la intervención de algunos inconformes las cámaras fueron retiradas de la mayoría de los edificios, aunque en otros se mantienen con el apoyo de algunos vecinos que, presuntamente, reciben un apoyo para servir de vigías y avisar sobre cualquier posible operativo.

El homicidio

Este sistema de vigilancia no habría sido del todo eficiente ayer cuando dos sujetos identificados como Ángel y Alexis, de 41 y 24 años de edad, fueron sorprendidos al intentar huir de "El Punto" cuando llegaron agentes de la Policía Municipal de Puebla por un reporte de privación ilegal de la libertad.

Dentro de esta narcotiendita los oficiales encontraron a la persona cuyos familiares estaban reportando como secuestrada, de 32 años de edad. Estaba amordazado y maniatado dentro de una de las habitaciones del departamento.

Aunque los vecinos señalaron que dentro de la casa había más personas que lograron huir antes de la llegada de la policía, finalmente solo fueron dos los sospechosos que fueron puestos a disposición del agente del Ministerio Público.

Fuentes cercanas al caso señalaron que el asesinato de la víctima pudo ser un ajuste de cuentas por deudas de drogas. La Fiscalía General del Estado está a cargo de la investigación y de forma oficial no ha dado a conocer un móvil de este hecho.

El antecedente

Antes de los hechos de ayer, "El Punto" ya había sido asegurado el 18 de noviembre de 2018 cuando un elemento de la Policía Municipal de Puebla fue retenido por 16 hombres y dos mujeres dentro de ese departamento, en represalia por la detención de cuatro hombres que previamente asaltaron una tienda Oxxo de la unidad habitacional San Bartolo.

Los sospechosos fueron llevados a audiencia y aunque fueron vinculados a proceso, el juez permitió que todos siguieran en libertad su procedimiento penal, por lo que ninguno de ellos piso la cárcel e incluso en pocos días volvieron a sus actividades en "El Punto".

Aunque esa vez las autoridades reportaron el hallazgo de 260 dosis de diversas drogas, hasta el momento las autoridades ministeriales no han informado si tras la intervención de ayer por la tarde también se encontraron sustancias prohibidas.