Regreso triunfal el que tuvo la Selección Mexicana de Futbol luego de vencer 3-0 a su similar de Guatemala durante el partido de preparación. Tuvieron que pasar poco más de 10 meses para que el tricolor volviera a pisar el césped en un partido oficial, pues su última aparición fue en el Estadio Nemesio Diez donde se impusieron a Bermudas por 2-1.

En esta ocasión fueron las figuras americanistas quienes lograron destacarse en el encuentro pese al “berrinche” de Miguel Herrera, técnico azulcrema, al expresar que sus jugadores regresaron cansados para sus compromisos en la Liga MX luego de las sesiones de preparación que tuvieron con el estratega azteca Gerardo “Tata” Martino.

La escuadra nacional ofreció durante el primer tiempo un partido ordenado, con llegadas, centros y desbordes que permitieron las únicas 3 anotaciones del encuentro desde los primeros minutos.

Fue la dupla conformada por Henry Martín y Sebastián Córdova (ambos jugadores del ‘Nido’) la encargada de dos anotaciones al minuto 6 y 36, respectivamente. La velocidad del juvenil y la capacidad goleadora de Henry abrió y cerró el encuentro que no tuvo más que ofrecer en la segunda mitad.

Al 18’ Henry Martín tendría una opción más de gol que Ricardo Jerez, guardameta guatemalteco, logró detener en dos tiempos para alejar el peligro de su área.

 

¿Triunfo con sabor a qué?

Si bien esto apenas se trata del regreso del tricolor a las canchas y no se contó con las figuras que militan en Europa como Raúl Jiménez o Hirving Lozano, la escuadra nacional se plantó con buenos elementos que bien pudieron generar un desborde que ampliara el marcador debido a que le quedó un “rival a modo”.

Recordemos que el enfrentamiento originalmente sería en contra de Costa Rica, contrincante con mayor jerarquía futbolísticamente hablando. El equipo guatemalteco sólo contó con dos jugadores que podríamos denominar "figuras" y que militan en otras ligas: el portero Jerez, en el futbol colombiano, y Jesús López, quien irónicamente juega en la Liga MX con América.

Lo cierto es que los dirigidos por el “Tata” Martino se fundieron para la segunda mitad, donde sólo pudieron exhibir jugadas sin terminar, escasas ocasiones de gol y acciones imprecisas donde incluso el propio Miguel Layún se lesionó él mismo el hombro derecho.

Hay tarea para la Selección si quiere desarrollar un buen papel durante su gira por Países Bajos donde enfrentará a Holanda -el próximo 7 de octubre- y a Argelia -el 13 del mismo mes-.

Foto: Twitter / @miseleccionmx