El estado de Puebla es una de las 13 entidades en el país que transparenta, pero de manera parcial, los gastos que ha realizado para atacar la pandemia del Covid-19, ya que solo difunde el 8.7 por ciento de la información considerada por la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública.

Así lo da a conocer un informe realizado por las organizaciones Transparencia Mexicana y Tojil a través del programa de seguimiento a planes, programas, recursos y acciones conocido como #SusanaVigilancia, para identificar los contratos y adquisiciones que han realizado los gobiernos estatales en torno a la emergencia sanitaria.

En el documento se detalla que tan sólo 13 entidades en el país han hecho pública parte de la información sobre los bienes y servicios que han adquirido, y en total todas ellas han gastado al menos 8 mil 168 millones 902 mil 108 pesos.

En ese grupo se encuentra Puebla, sin embargo la administración encabezada por el gobernador Miguel Barbosa Huerta, según el informe de Transparencia Mexicana, solamente ha hecho pública el 8.7 por ciento de la información a la que se encuentra obligado a través de la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública.

Se expone que el estado reportó el monto total de los recursos ejercidos en adquisiciones públicas derivada de la pandemia del Covid-19, que ascienden a 1 mil 145 millones 781 mil 48 pesos, sin embargo dicha información no va acompañada de bases de datos o inventarios en formato xls.

Transparencia Mexicana también detalla que en los datos hechos públicos por el gobierno del estado no se incluyen un visualizador de los mismos que facilite su verificación, además de que no integra una interfaz del programa de aplicaciones API, ni un diccionario de datos para entender cada una de las adquisiciones.

En ese sentido hay que recordar que el pasado 11 de julio el gobernador Miguel Barbosa Huerta dio a conocer el portal transparencia Covid-19 para publicar la información referente a las compras hechas por su administración y los donativos recibidos para atender el problema del coronavirus.

En la plataforma se incluyen los gastos generales por dependencia, aunque no se pueden consultar los nombres de los proveedores de los insumos o equipos comprados, el modo en el cual se realizaron las licitaciones, así como el costo unitario de cada uno de los artículos o servicios que han sido contratados por el gobierno estatal.

De acuerdo con Transparencia Mexicana en el informe de #SanaVigilancia, la Ciudad de México se encuentra a la cabeza en el cumplimiento de la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública, pues si bien no cumple con el 100 por ciento de los requerimientos, alcanzó un porcentaje del 78.26 por ciento.

Otros estados que han cumplido parcialmente con sus obligaciones son Chihuahua con el 65.22 por ciento; Quintana Roo con el 52.17; Estado de México con el 47.83; Colima con el 39.13; mientras que CoahuilaGuanajuato, Nuevo León y Sinaloa cumplieron con un 34.78 por ciento; Jalisco y Sonora con un 17.39 por ciento y Zacatecas fue incluido en la lista aunque solo ha publicado el monto gastado.