Este domingo el primer cuadro de la ciudad de Teziutlán lucio desierta debido a que brigadas de servicios públicos realizaran limpiezasanitización y reparación de alumbrado público, cruces peatonales y limpieza en general.

El edil de Teziutlán, Carlos Peredo, realizó un recorrido de supervisión para observar el comportamiento de los ciudadanos ante esta medida implementada para contrarrestar el incremento de contagios por Covid en Teziutlán los cuales registran alrededor de 150 contagios, en los que el presidente dijo esperan que la sociedad tenga más conciencia y se corte la cadena de contagio.

​“La sociedad debe hacer conciencia para que podamos hacer entender a mucha gente de que las personas que están enfermas en riesgo de contagio, mujeres embarazadas no deben salir, y la sociedad en general que trabaja de lunes a sábado que lo haga con la protección y con el cubrebocas y a lo que van necesariamente”.

La sociedad dijo, no puede estar confiada pues se refleja en el número de muertes y casos de contagios, es una realidad cada vez mayor, así mismo, informó que el hospital general de Teziutlán con una ocupación alta por lo que la sociedad debe cooperar.

“Tenemos que ayudar todos a parar esto, no es culpa de nadie, es una situación que nunca habíamos vivido, pero nosotros la sociedad si podemos poner un granito de arena”

A pregunta expresa de los datos que se dieron a conocer a nivel estado donde colocan a Teziutlán en semáforo rojo con el mayor número de casos en el estado, Carlos Peredo dijo que los datos que maneja el estado y la secretaria de salud, son datos provenientes del hospital regional que recibe casos de toda la región y del estado, pero, Teziutlán no está exento de los contagios.

“Estamos en semáforo naranja, estuvimos en amarillo íbamos bien, ese exceso de confianza es lo que nos hace que tengamos que tomar medidas fuertes”.

Explicó que en un principio pese a la oposición de los mercados sobre las medidas de cierre total del comercio los días domingos, al final entendieron la razón y se sumaron, entendieron que no era una situación personal o capricho propio sino de una contingencia sanitaria que afecta a todos en general “esto no es un capricho, estas son circunstancias serias”.

En un recorrido realizado por e-consulta se observó que la sociedad participó de manera correcta en la cero movilidad, no hubo movimiento tanto de peatones como de transporte público, incluso el transporte foráneo tampoco ingresó a la ciudad, solo se mantuvieron las líneas de autobuses provenientes de la ciudad de Puebla y Veracruz en la central de autobuses de Teziutlán, el comercio permaneció cerrado en su totalidad, incluso en barrios y colonias de esta demarcación, tampoco las tiendas de autoservicios laboraron, las únicas que permanecieron abiertas fueron las farmacias.