Después de casi dos meses de haber sido suspendido el tianguis en el centro de la ciudad de Zacapoaxtla como medida para evitar la propagación del virus SARS-COV-2, este miércoles nuevamente se colocaron los ambulantes con una serie de medidas.

La primera es que solamente se colocará la mitad del padrón de comerciantes que está conformado por poco más de 600 vendedores, además de que dejarán un espacio de entre dos y tres metros entre puesto y puesto.

También tuvieron que aprobar un curso de la Secretaría de Salud y firmar una responsiva en la que se comprometen a cumplir con las medidas sanitarias como es la utilización de cubre bocas y aplicar gel antibacterial.

Desde el 8 de abril fue el último día que se colocó la plaza y posteriormente el ayuntamiento propuso como lugar alterno la explanada de la plaza de toros pero la mayoría de tianguistas se rehusaron y decidieron mejor suspender la venta de productos.

Genaro Aguilar Gutiérrez representante de la agrupación Comerciantes Unidos de Zacapoaxtla dijo que es una necesidad poder reactivar la economía ya que dependen miles de familias del tianguis y no pueden continuar sin trabajar, asegurando que están comprometidos en cumplir las disposiciones oficiales.

En los accesos a las calles que cruzan entre las avenidas 16 de septiembre y 5 de mayo se colocaron lonas informativas y se está aplicando desinfectante.

También se pide que sólo una persona por familia acuda a realizar sus compras, evitar que acudan menores, mujeres embarazadas y adultos mayores.