Un hombre en Estados Unidos se llevó la sorpresa de su vida luego de aprovechar los precios bajos de una subasta de coches, los cuales habrían sido retenidos por embargos judiciales e incautaciones policiales.

Es común que en la unión americana se hagan este tipo de subastas y las personas con recurso suficiente aprovechen los bajos precios para hacerse de un buen carro de segunda mano a costos en verdad accesibles; lo que sí resulta poco común es que dentro del vehículo adquirido se encuentre un valioso y peligroso cargamento de drogas.

Esta situación fue justo la que vivió el hombre de la ciudad de Laredo en Texas, quien luego de hacerse con un carro en una de estas subastas y llegar a casa para inspeccionarlo a detalle, descubrió que su nueva adquisición contenía varios paquetes de droga ocultos en un compartimiento secreto.

Tres el hallazgo, el hombre se comunicó de inmediato con la policía local, quienes encontraron 17 paquetes que se encontraban camuflados, pero gracias al apoyo de un perro policía adiestrado en la detección de drogas se descubrió un segundo compartimento secreto con otros 17 paquetes.

La Oficina del Sheriff del Condado de Webb notificó que los 34 paquetes contenían unos 34 kilos de droga, los cuales habrían alcanzado un valor de 850 mil dólares en el mercado.

Foto: Twitter / @Autocosmos_co