Puebla recibió la “nueva normalidad” con un nuevo pico de 3 mil 99 casos de Covid-19 y 347 fallecidos, pues solo el fin de semana sumaron 346 contagios y 31 defunciones.

Así lo dio a conocer el gobierno del estado este lunes, al advertir que el estado se encuentra en alerta máxima de riesgo aunque el gobierno federal haya concluido el domingo la jornada de “sana distancia”.

Si el relajamiento de los poblanos se extiende , no se aplanará la curva de contagios de Covid-19  en la tercera semana de junio, advirtió el gobernador Luis Miguel Barbosa quien anunció que mediante decreto se mantendrán como obligatorias la sana distancia, el uso de cubrebocas, el programa Hoy no circula y el transporte público regulado.

En rueda de prensa matutina, el secretario de Salud del estado, Humberto Uribe Téllez, detalló que el viernes se contabilizaron 158 nuevos casos positivos de Covid, mientras que el sábado hubo 69 y el domingo 116

En lo que hace a los fallecimientos, el viernes hubo 11, el sábado ocho y el domingo 12.

Se informó también que suman 565 personas hospitalizadas, de las cuales, 140 se encuentran en estado con crítico, con ayuda de respiración artificial.

Sobre las defunciones del fin de semana se detalló que la mayoría eran hombres residentes del municipio de Puebla, mientras que solo dos eran mujeres, una de la capital y otra que vivía en Santa Isabel Cholula.

Hospitales al 85% de capacidad

Uribe Téllez reconoció que los hospitales de Cholula y el Traumatología y Ortopedia se encuentran al 85 por ciento de su capacidad debido a que siguen en aumento los contagios de Covid.

Refirió que el fin de semana se contrató personal para el hospital de Cholula y se agregaron 13 camas para pacientes infectados.

También adelantó que el complejo médico Gonzalo Río Arronte, en Atlixco, se convertido a “hospital Covid-19” para atender los casos que no logren albergarse en Puebla capital.

No se trasladan cuerpos de migrantes

En la rueda de prensa el gobernador Miguel Barbosa Huerta señaló que hasta ahora no se han trasladado cuerpos de poblanos que fallecieron en Estados Unidos, ya que por motivos de prevención solo se reciben las cenizas.

Sin precisar de cuántas personas se han trasladado restos, reconoció que el trámite ha sido difícil por las restricciones que ha establecido el país vecino y porque hasta solo ha entablado comunicación con el cónsul de Nueva York.