El presidente de la Cámara de Comercio Servicios y Turismo (Canaco), Marco Antonio Prósperi Calderón, dijo que el escenario para el sector comercio en Puebla es catastrófico pues al no ser una actividad esencial esperarán al 15 de junio para reactivarse.

El empresario señaló que de postergarse la reactivación económica, como lo ha mencionado el gobernador Miguel Barbosa Huerta, será hasta la segunda o tercera semana de junio que puedan reactivarse, lo que será un duro golpe para el 80 por ciento de los más de 8 mil establecimientos agremiados que se encuentran cerrados. 

Señaló que es muy difícil saber cuántos establecimientos de los casi 7 mil que se encuentran cerrados no volverán abrir, aunque precisó que entre más días se prolongue el confinamiento, será mayor la pérdida de empleos, pues tan solo en marzo y abril se han perdido 18 mil 537 empleos formales, según el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

“La otra es que en lugar de regresar el 1 de junio regresaríamos el 15 de junio, una decisión muy difícil. Entendemos el tema de la salud porque es prioridad pero si no atendemos el tema económico va a haber muchos problemas y mucho desempleo”, aseguró

Porque lo primordial es la salud, los negocios están dispuestos a abrir hasta la segunda semana de junio pues sería muy irresponsable regresar antes, viendo que se han incrementado los contagios, sin embargo, si se alarga el confinamiento, sería un golpe económico severo.

Prósperi Calderón recordó que en los primeros 3 meses del año hubo en Puebla 5 mil 159 pérdidas o abandono de negocios propios, que han sido reportados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), por lo que auguró que se puede incrementar el número.

“Aquí en Puebla hay un cálculo de que ya se han cerrado, a nivel estatal, más de 5 mil negocios y se ve en las afiliaciones al seguro social que están a la baja", detalló. 

Precisó que aunque no se sabe hasta qué momento será oportuno regresar, si el1 , el 15 o hasta el 30 de junio, en breve se reunirán con las autoridades del estado para presentar diferentes propuestas que ayuden a reactivar la economía local. 

"Tenemos que encontrar el punto para atender el problema de salud porque tenemos que regresar al trabajo, como mucha gente lo está haciendo, que es la nueva normalidad. Es decir, tendremos que llegar a nuestros negocios o centros de  trabajo con cubrebocas, con careta si es posible, dependiendo de la labor que se haga; con guantes, charolas para los zapatos", consideró.

El empresario agregó que se debe esperar al 31 de mayo y ver cómo va el aumento de contagios y hacer un corte para preguntar si es posible reabrir establecimientos y, dependiendo del giro de los negocios, serán las medidas que se tomen para empezar a trabajar.

"Lo estamos trabajando ( el plan). Se puede decir que ya casi lo tenemos, por giros y sectores. Los hoteles y restaurantes ya pueden empezar a abrir, no con ocupación al tope, que no la vamos a tener. Los restaurantes que pueden ser para 100 personas sólo pueden atender al 30 por ciento, o sea 30 personas, para evitar las aglomeraciones. En el cine, por ejemplo, si la sala es para 200 personas sólo pueden entrar 80 personas máximo", detalló.