Ante el anuncio de que el sector de la construcción será incorporado como actividad esencial para la reactivación de la economía, el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Construcción (CMIC) en Puebla, Héctor Sánchez Morales señaló que unas 40 obras se reactivarán y ello será un respiro para el gremio que en el primer cuatrimestre del año perdió más de cinco mil empleos.

En entrevista con e-consulta, Sánchez Morales celebró la noticia y la calificó como una "bocanada de aire" y un respaldo importante, pues aunque había construcciones en curso bajo los permisos que tenían de Protección Civil del estado, se abre la posibilidad de reactivar más inversiones tanto privadas como públicas.

Indicó que a partir del 18 de mayo pueden estar regresando, de manera paulatina, las obras que se pararon por la contingencia.

Añadió que algo que preocupa es la inversión de la obra pública, pues espera que se reactiven las licitaciones en educación, salud, y en los macroproyectos que anunció el gobernador.

Recordó que hasta antes de que se frenará la actividad económica estaban en proceso 40 obras, por lo que con la reactivación confió en que se duplique el número de construcciones y se darán a conocer los nuevos protocolos de sanidad.

Agregó que de las 40 obras estimadas, el 80 por ciento son de tipo privado y 20 por ciento del sector público, en su mayoría bacheo, estructura de caminos, drenajes y algunas actividades o construcciones que se quedaron a la mitad, así como edificios que se quedaron a la mitad por concreto y losas.

Expuso que preocupan los empleos que se han perdido a lo largo del año, que han sido 5 mil, y  que no se recuperarán a pesar de la reactivación.

La Cámara Nacional de la Industria de la Construcción (CMIC) en Puebla cuenta con más de 300 agremiados y generan más de 35 mil empleos directos e indirectos en el estado.