De acuerdo con una encuesta elaborada por la Universidad Iberoamericana, el aislamiento y las presiones económicas ya reflejan consecuencias en la salud mental de la población.

Es por ello que medicamentos como diazepam, clonazepam, triazolam y metilfenidato, medicamentos usados para tratar insomnio, trastorno de pánico y depresión aumentaron su demanda.

Antonio Pascual Feria, presidente de la Asociación Nacional de Farmacias de México (Anafarmex), llamó a la población a atenderse cuando tenga síntomas de depresión. “El médico es quien debe prescribir medicamento en caso de que se requiera”, espresó.

Según una nota de Excelsior, de acuerdo con una encuesta elaborada por la Universidad Iberoamericana, arrojó que 27.3% de los individuos de 18 años o más presenta síntomas depresivos y 32.4% registra síntomas severos de ansiedad debido al aislamiento y a las presiones económicas.

De manera paralela, el presidente de la Anafarmex  destacó que las farmacias también registran un incremento moderado en la demanda de anticoagulantes orales, tales como warfarina sódica y rivaroxabán. Esto, luego de que se ha reportado que una de las afectaciones a salud por Covid-19 es la coagulación de la sangre.