En carolina del Norte, Estados Unidos, una mujer señaló que tuvo que realizó sus compras del supermercado con un casco de Buzz Lightyear al no contar con mascarillas de protección.

Kelly Hoogan Painter decidió que, para no ponerse en riesgo, lo mejor sería improvisar con un casco de juguete de su hijo ante la emergencia sanitaria que se vive debido al Covid-19.

Muchos países han recomendado el uso de cubrebocas o mascarillas si se tienen actividades al aire libre pero, al no contar con uno en casa, Kelly optó por protegerse con el casco del guardián espacial de Toy Story.

Pese a no estar asegurado que objetos como el casco de Buzz Lightyear tengan protección alguna contra el Covid-19, la mujer pensó que era mejor utilizarlo a ir completamente desprotegida.

Incluso grabó en video su viaje al establecimiento mientras portaba el casco y hacía algunas recomendaciones para todos aquellos que, como ella, necesitan salir a hacer las compras:

“¡Quédate en casa o protégete! ¡El aire puede ser tóxico!”, comentó.

 

Foto: Capturas de Pantalla de Twitter / @BTtoronto