Entre el Jueves y el Viernes Santo las pescaderías y algunos mercados de Puebla buscarán recuperarse un poco de las bajas ventas de las últimas semanas.

En el mercado 5 de Mayo, desde las 7:00 horas comenzó a registrarse una importante afluencia de gente que, sin respetar la sana distancia, se aventuró a ir a comprar pescados y mariscos.

Desde la 16 y hasta la 18 Poniente, las pescaderías lucen abarrotadas, como no lo habían estado desde que empezó la contingencia sanitaria. Algunos comercios implementaron medidas como permitir únicamente el acceso a grupos de cinco personas a la vez.

Sin embargo esta medida no aplicó para la mayoría de los locales que se ubican sobre la calle o la banqueta, donde algunos locatarios buscan recuperar algo de las ventas de esta temporada.

Mercado de Mariscos, con menos gente

Por lo que hace al Mercado de Mariscos, ubicado en la zona del Mercado Madero, las actividades también se reactivaron aunque con menor afluencia que la del mercado 5 de Mayo, permitiendo a los comerciantes de esta zona dar rotación a su mercancía.

Aunque en días habituales –especialmente en esta contingencia– los clientes son mínimos, a partir de este jueves las ventas comenzaron a repuntar para este sector, cuyos precios van desde 70 a 80 pesos el kilo de mojarra y de los 100 a 120 la sierra, en tanto que una bolsa de pulpo llega a costar 150 pesos.

Pese afluencia, reportan caída del 70% en ventas

A pesar del incremento de clientela, los distribuidores de productos del mar revelaron que en algunos casos sus ventas en comparación con la temporada del año pasado cayeron hasta 70 por ciento, por lo que saben que estos días no serán suficientes para recuperarse.

"Sí nos bajó la venta un 70 a 80 por ciento. Todos los viernes hubo muy poca venta, pero como ya veíamos que iba a estar así la situación y tomamos medidas. Igual la gente (empleados) vienen todos con protección, guantes, cubrebocas", señaló en entrevista una de las comerciantes.