El pasado miércoles, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) solicitó a las autoridades realizar una investigación en los centros nocturnos que ofrecen servicios sexuales debido a que, pese a los llamados por parte de autoridades sanitarias para resguardarse en casa por la pandemia de coronavirus, dichos centros seguirían en funcionamiento ofreciendo servicios como “table dance” a domicilio.

El llamado por parte de la CNDH se debe a las medidas de prevención como la suspensión de actividades no esenciales.

A través de un comunicado, el organismo señaló que el ofrecimiento de estos servicios viola tanto la contingencia sanitaria como los derechos de las mujeres.

La situación, además de atentar contra el derecho a la salud, constituye  a la discriminación y posible trata de personas con fines de explotación sexual, afirmó la Comisión.

De acuerdo con el organismo ya se había exhortado previamente al Gobierno federal sobre tomar acciones para confrontar la propagación del COVID 19, además de que estas medidas se den en el marco de los derechos humanos y logren incorporar la perspectiva de género con el fin de que se garantice la dignidad y seguridad hacia la población mexicana.

“En ese tenor, procurar la salud y la vida de las y los mexicanos, impone también a las autoridades de los tres niveles de Gobierno, la obligación de instrumentar acciones eficaces y suficientes, a favor de las personas que enfrentan violencia en cualquiera de sus formas, en particular las mujeres y niñas”, aseguró la CNDH.

 

Entretenimiento a domicilio

El pasado martes, el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio señaló que los servicios de table dance a domicilio se ofrecen por parte de los “men’s clubs”, mismos que se encuentran vinculados a acusaciones de trata de mujeres con fines de explotación sexual. Comentó también que algunos de esos establecimientos que debían permanecer cerrados desde el 26 de marzo por disposición oficial para contener la propagación del coronavirus.

Las mujeres involucradas en tales servicios son expuestas a contraer el virus y a diversas formas de violencia, como subrayó el grupo en un comunicado. A algunos de esos establecimientos, incluso, se les ha implicado en la explotación sexual de mujeres menores de edad.

 

Foto: Agencia Enfoque