Una confusión por parte de policías estatales, desató este miércoles una persecución y balacera al sur de la capital poblana, donde una pipa de agua terminó con  tres impactos de arma de fuego.

Este 8 de abril alrededor de las 13:30 horas, elementos de la Policía Estatal observaron la presencia de una pipa sospechosa en inmediaciones de la colonia La Candelaria. Al confundirla con una pipa utilizada para el trasiego de combustible, ordenaron al conductor que se detuviera, sin embargo, el hombre no obedeció y siguió avanzando.

Por tal motivo, los oficiales comenzaron a disparar contra la pipa y  una vez que le dieron alcance al chofer, detectaron que en realidad se trataba de una pipa de agua y no de combustible robado.

No obstante, el hecho generó tensión entre los vecinos, quienes al escuchar varias detonaciones de arma de fuego creyeron que se trataba de un enfrentamiento entre bandas delictivas, incluso una bala dio contra la pared de una vivienda.

Una vez que la situación se aclaró y se descartó que hubiera lesionados o muertos, los policías estatales se retiraron del lugar, mientras que la pipa de agua permanecía en la zona, con al menos ocho impactos de arma de fuego en los espejos laterales.

Se espera que en próximas horas la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSP) del estado de Puebla fije una postura sobre estos hechos.