El Movimiento Antorchista Poblano (MAP) pospuso su marcha del jueves 27 de febrero con la condición de que el Tribunal Electoral del Estado de Puebla (TEEP) avale la formación de su partido político.

El dirigente estatal Juan Manuel Celis Aguirre anunció este martes que tiene información de que su impugnación será resuelta en los próximos días, así que darán el beneficio de la duda a la sentencia.

En rueda de prensa señaló que los antorchistas esperan que el tribunal reconocerá su derecho a convertirse en partido y ordenará al Instituto Electoral del Estado (IEE) entregarles el registro.

El también exdiputado federal por el PRI demandó al gobernador Miguel Barbosa Huerta no “meter las manos” en la resolución que emitirán los magistrados.

Al reiterar su acusación de que el mandatario ordenó al IEE negar el registro a Antorcha, le exigió no coaccionar también al tribunal y permitir que el juicio concluya conforme a derecho.

Denuncian fabricación de delitos

Celis Aguirre de nuevo acusó al gobernador de pretender fabricar delitos a los antorchistas, luego de que el mandatario señaló que Antorcha tiene grúas y taxis “piratas”, además de terrenos irregulares.

El dirigente admitió que poseen vehículos que operan sin permiso, pero defendió que se trata de gente que carece de recursos y que se le impide ingresar al sector formal.

Igual que con los vendedores ambulantes, justificó que las taxis “piratas” solo ofrecen un servicio que ayuda a la población, porque en las zonas donde circulan no hay transporte público.

En lo que hace a los terrenos, sostuvo que todos los obtenidos por Antorcha han sido donados por los gobiernos municipales y existen los permisos para los asentamientos.

Bajo este contexto insistió en que el gobierno del estado pretende abrir carpetas de investigación a los antorchistas para presionarlos a que desistan del partido. 

Advierten marchas y más juicios

El vocero del MAP, Aquiles Montaño Brito, advirtió que los antorchistas no permitirán que “se atropellen” sus derechos de libre asociación y el de protesta civil, por lo que amagó con emprender acciones si el gobierno del estado persigue a sus líderes o si el fallo del TEEP no les favorece.

En el ala jurídica dio por hecho que se impugnará la sentencia a nivel federal, en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

En el plano civil, anunció más protestas con miles de antorchistas para exigir a las autoridades electorales y al gobierno estatal el reconocimiento como partido.