Si tuviste el antiguo Nokia sabrás que portabas entre las manos algo mucho más que un simple teléfono, pues posiblemente ese era el celular más poderoso jamás hecho.

Por si no lo recuerdas, aquí te dejamos una imagen que te remontará a esa época en la que para mandar un mensaje no podías pasarte de ciertos caracteres o te lo cobrarían doble.

Recientemente, un usuario realizó una prueba bastante sólida para demostrar que estos móviles eran capaces de soportar incluso la explosión de una granada.

Lo que logró evidenciar fue que, aún con la explosión del artefacto, el Nokia seguía funcionando como si nada hubiera pasado. A pesar de que se dividió en partes, éstas no se fragmentaron y al volverlas a poner en su lugar el celular mantuvo sus funciones.

Aquí la prueba:

El sitio que decidió dar a conocer esto fue Chedda Gadgets y nos demostró que ni todos los megapíxeles, ni todos gigabytes de memoria RAM podrían aguantar lo que aquel viejo Nokia. ¿Es momento de añorar el pasado?

 

Foto: Captura de pantalla de Twitter / @CheddarGadgets