Amparos que promovieron ciudadanos contra el alza en la tarifa del transporte público en Puebla fueron desechados por que sus promoventes no consiguieron los documentos que la autoridad les exigía para iniciar los procesos.

Así lo denunció el abogado Hilario Gallegos Gómez, quien detalló que los jueces les pidieron un itinerario de las rutas de transporte público que utilizan sus familiares, comprobantes de ingresos formales y también constancias de estudios.

"Están los que no pueden comprobar (ingresos), por ejemplo, un ambulante que a la mejor gana el mínimo, porque obviamente hay gente que contrata empleados para vender en la calle y que no les pagan a través de una nómina o un depósito. ¿Y cómo comprobar una relación laboral?

"Era complicado y por los plazos, ya no nos daba el tiempo necesario para recabar toda la información, por eso ya no se continuó", dijo.

Desde la perspectiva de Gallegos Gómez, esa es una forma de frenar el acceso de los ciudadanos a un amparo pues implica que inviertan tiempo y dinero.

"Obviamente lo que quiere el ciudadano es trabajar, entonces, nos decían: no voy a tener tiempo. Y se nos desanimó la gente", agregó.

Gallegos Gómez, a nombre de las organizaciones Ciudadanos Incluyentes y Movimiento Nacional Ruta 5, dijo que promovieron amparos de usuarios cuando se anunció el alza, en septiembre pasado.

Explicó que podría nuevamente intentar amparos ahora contra las deficiencias del servicio y buscarían realizarlo de manera colectiva.