La Secretaría de Administración estatal utilizó distintos criterios para la compra de materiales de laboratorio y medicamentos, según se advierte en los resultados de los fallos de dos licitaciones realizadas entre noviembre y diciembre de este año.

Mientras en una se cuestionó a seis empresas que ofrecieran productos que rebasaban en más de 50 por ciento su origen extranjero, en otra no se observó ese punto y se permitió que hasta 18 de 22 partidas de insumos provinieran de China y Pakistán.

En el transcurso del gobierno de Luis Miguel Barbosa Huerta, la dependencia ha tenido tres titulares: Salomón Kuri Contreras, María Concepción Lugo Alarcón y Rosa de la Paz Urtuzuástegui Carrillo.

Tras el último movimiento entre Lugo y Urtuzuástegui, el mandatario ordenó reponer todos los procedimientos de adquisiciones, ante la presunción de posibles anomalías.

Marcadas diferencias

En el procedimiento de licitación GESALF-014-650/2019 que la dependencia emitió para comprar materiales, accesorios y suministros de laboratorios, se desecharon las propuestas que presentó la empresa Corporación Medigroup, debido a que ofreció productos de origen estadounidense, español, alemán y suizo.

“Ofertó bienes de procedencia de Estados Unidos siendo que dentro del anexo D se solicita que el licitante cumpla con lo señalado en el artículo 35 del Reglamento de la Ley de Adquisiciones… relacionado con la nacionalidad mexicana”, se indica en una parte del documento.

Ante ello, se declararon desiertas todas las partidas de compra que comprendía el concurso, aunque en algunas de ellas la empresa sí cumplió con los requerimientos.

En cambio, en el procedimiento GESALF-007-630/2019 que emitió la dependencia para comprar medicamentos gratuitos para las personas sin seguridad social, el fallo se asignó a la empresa Surtidor de Materiales Hospitalarios, Medicinales y Quirúrgicos JERILAP, por casi 11 millones de pesos, pese a que en 18 de 22 partidas propuso instrumental hospitalario de origen chino y paquistaní.

En el procedimiento quedaron fuera las empresas Guiserna, Urbarci Consultora y Proveedora de Servicios, Eek Constructora y Comercializadora, Comercit y Fleuretty.  

Según versiones periodísticas, la firma está relacionada con Alfonso Eduardo Letayf Acar, quien fue director de Operación e Infraestructura de la Secretaría de Salud cuando el titular de esta dependencia en el sexenio morenovallista era Jorge Aguilar Chedraui.