A pesar de las protestas del senador Félix Salgado Macedonio y del diputado Carlos Castillo Pérez, el domingo 7 de abril comenzará en México el Horario de Verano.

El miércoles 27 de marzo, Félix Salgado Macedonio, senador de Morena, propuso desaparecer definitivamente el llamado Horario de Verano.

Aseguró que con el cambio de horario, los niños sufren daño físico y moral porque duermen una hora menos.

Félix Salgado Macedonio afirmó que si la iniciativa se aprueba y se convierte en ley, el Horario de Verano desaparecería a partir del 1 de enero de 2020.

“Es una molestia, una calamidad. Los niños sufren un daño físico y moral por la aplicación de este horario, pues se les quita una hora de sueño. No se levantan a las siete, sino a las seis de la mañana para ir a la escuela”.

“Una de las principales molestias que recoge la prensa, son las afectaciones a la salud, a la organización de actividades personales y las alteraciones del reloj biológico. Se resalta el incremento de la inseguridad pública y, el consumo de energía, se considera, va en aumento”.

El viernes 22 de febrero, el diputado de MorenaCarlos Castillo Pérez, propuso en el Congreso de la Ciudad de México, eliminar el Horario de Verano y argumentó que provoca daños en la salud.

Aseguró que en sondeos que se han realizado en Europa se demuestra que el cambio de horario produce cansancio y estrés a la población y que no deja beneficios económicos ni sociales.

“Trae consecuencias nocivas en la salud de la población, principalmente en las personas adultas mayores y niños”.

Carlos Castillo Pérez afirmó que la Comisión Europea realizó en julio de 2018 una encuesta para conocer las opiniones de la población sobre el cambio de horario.

Indicó que los resultados prueban que el cambio de horario altera el funcionamiento natural de los organismos y que genera inconformidad en la población.

“Esta encuesta es un indicador de que el cambio de horario perturba el biorritmo natural de las personas y se convierte en factor de estrés e inconformidad en la población, y eso nos hace replantearnos su funcionalidad”.

En México, el cambio de horario se realiza desde 1996, con el argumento de que genera ahorros de energía eléctrica, porque se aprovecha la luz natural.

Los mexicanos ajustan dos veces al año los relojes, lo cual aún provoca molestias que van desde las moderadas hasta el estrés y la inconformidad.

“A una gran parte de la población le genera molestias y afectaciones, que van de las leves a las moderadas en su salud, durante el periodo de adaptación”.

Crédito de la foto UnoTVBites