Un caso más de los riesgos de las cirugías estéticas se ha dado a conocer por medio de un canal de televisión: Una mujer que se dice adicta a este tipo de prácticas ahora tiene problemas para sentarse.

Stacy Marie Delguidice, quien es conocida como Star Delguidice, contó en el programa This Morning, de la cadena británica Channel 5, que sus nuevos implantes le causan dolor cada vez que se sienta, incluso cuando conduce.

Por este motivo, la mujer (que dice ser una “estrella plástica” y adicta a las cirugías) estuvo de pie durante la entrevista que le realizaron.

Es una nueva tendencia muy peligrosa. No me había dado cuenta de los peligros y los riesgos”, comentó Delguidice, quien ahora luce un “nuevo trasero”, pero doloroso.

Realmente no me di cuenta de lo que iba a ser y me causó gran ansiedad”, contó la mujer y dijo tener miedo de que sus nuevos implantes “exploten”.

Para lucir su nuevo trasero la mujer tuvo que engordar unos 19 kilos para acumular grasa, que luego fue implantada en sus labios y glúteos. La operación duró unas 7 horas y le costó más de 20 mil dólares.

La mujer dijo que le esperan dos largos años de recuperación, durante los cuales el dolor reducirá, según le aseguraron los médicos.

Delguidice confesó echar de menos su aspecto anterior, “Nunca he sido feliz con la forma en que me veía. Solía ​​ser talla cero, realmente delgada, y mi trasero era muy plano. Pero realmente echo de menos mi trasero de antes”, dijo.

Stacy ha pagado alrededor de 277 mil dólares para modificar su aspecto con cirugías. Además de sus glúteos, la mujer tiene operada la nariz y lleva implantes en las mejillas, los labios y los pechos.

[relativa1]

[relativa2]

[relativa3]