A pesar de ser una temporada alta para el comercio, los locatarios del Centro Histórico de Puebla no han percibido un incremento en el consumo de productos y servicios por los poblanos o turistas que visitan el primer cuadro.

El presidente del Consejo de Comerciantes del Centro Histórico, José Juan Ayala, adelantó que este año los socios del primer cuadro de la ciudad cerrarán con un repunte del 25% en sus ventas, inferior al 40% que contabilizaron al cierre del año pasado.

"Esta temporada alta que inició el 17 noviembre con el Buen Fin y concluye en enero el Día de Reyes no es lo que esperábamos, no va más allá del 25% de incremento porque hay personas que vienen a visitarlo, recorrerlo, pero no lo consumen", expuso.

El empresario reconoció que este año, con las rapiñas que se registraron los primeros días de enero y posteriormente, con el sismo de septiembre, los comerciantes no pudieron recuperarse y siguen los estragos por la restricción al paso del transporte público que ha sido un factor determinante.

"No tenemos conocimiento de rutas que estén entrando al centro. Nosotros pedimos que se permitiera el acceso a camionetas que son más ligeras pero no hemos tenido una respuesta por parte de los gobiernos estatal o municipal", detalló el líder de más de 10 mil comerciantes del Centro Histórico.

Adelantó que para incentivar el consumo en el primer cuadro de la ciudad, los socios han planteado la posibilidad de rifar un automóvil a través de un boleto que recibirán las personas que realicen sus compras en los establecimientos participantes.

Confió en que, con apoyo de regidores y autoridades del municipio, dicho proyecto se pueda consolidar antes del primer trimestre del año, que tiende a ser el más difícil  puesto que las familias vienen "gastadas" por las compras de fin de año.

 [relativa1]

[relativa2]