La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) puso en marcha un operativo de verificación en comercios y restaurantes para evitar prácticas abusivas con motivo de los festejos por el Día del Padre.

Alejandro García Mendoza, delegado de la Profeco en Puebla, indicó que su equipo de revisión acudirá a negocios de alta demanda, como tiendas de autoservicio, departamentales, de joyería, zapaterías, de artículos deportivos, licorerías, entre otras.

"Este viernes y mañana sábado revisaremos joyerías y tiendas departamentales mientras que el domingo ampliaremos los operativos a restaurantes y estacionamientos", comentó.

El delegado estatal de la Profeco precisó que los establecimientos que incurran en cualquier tipo de práctica abusiva podrían hacerse acreedores a multas que podrían ir desde los 250 hasta los 2 millones de pesos.

Recalcó que no debe haber condicionamientos de ningún tipo por parte de las tiendas y exhortó a la población a presentar las quejas o denuncias correspondientes.