El delegado en Puebla del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Enrique Doger Guerrero, declaró que a su institución no le compete denunciar al enfermero que agredió sexualmente a dos derechohabientes en febrero pasado.

En breve entrevista tras asistir al informe de actividades de la delegada del ISSSTE, Paola Rodríguez, Doger Guerrero indicó que corresponderá a las agraviadas acudir al Ministerio Público para levantar la denuncia correspondiente.

Señaló que la institución brindará el apoyo a las víctimas sobre este procedimiento en caso de ser necesario. Descartó que haya hecho caso omiso ante este caso.

“Corresponde a las personas que fueron agraviadas presentar una denuncia y nosotros daremos el apoyo pertinente”, dijo.

El delegado recordó que el enfermero involucrado ya fue rescindido de su cargo conforme a la ley, pues se comprobó su participación en los hechos que dañaron la integridad de las derechohabientes.

“Ya fue rescindido, se hizo la investigación administrativa como corresponde a la ley. Se comprobó que había una irregularidad del enfermero, una falta grave y había lastimado a las derechohabientes en su honor. No habrá ningún consentimiento a actos contra derecho habientes”.

El pasado 29 de febrero dos derechohabientes en el Hospital Regional Número 36 “San Alejandro” fueron agredidas sexualmente por un enfermero mientras se encontraban internadas.