El gobierno del estado abrió un concurso de invitación restringida para elegir a la empresa que se encargará de construir el Parque Metropolitano Central de la “Ciudad Modelo” que alojará a los empleados de la firma automotriz Audi en el municipio de San José Chiapa.

Lo anterior después de que en diciembre pasado la administración estatal declaró desierto el procedimiento de licitación pública número SFA-OP-LPN-2015-058 para elegir a la firma que tendría a su cargo la obra, debido a que ninguna de las empresas que participaban cumplió con los requisitos establecidos.

El nuevo procedimiento se hizo extensivo para las empresas Constructora de Infraestructura de Obras y Proyectos S.A. de C.V., Harasi Constructores Poblanos S.A. de C.V. y Constructora Castillo Pensado, las cuales son representadas por Everardo Atenogenes Morales Gómez, Librado Arias Mejía y Rodolfo Castillo, respectivamente.

Las firmas que fueron invitadas al concurso de obra pública ya fueron contratadas previamente por la administración estatal pero para ejecutar obras menores.

En el concurso de licitación que fue declarado desierto participaron las empresas Dauco Diseño y Construcción S.A. de C.V., Grupo Herbrich de México S.A. C.V. y Joma y Asociados S.A. de C.V., quienes propusieron un costo máximo de 28.89 millones de pesos para ejecutar la obra.

El Parque Metropolitano Central forma parte del paquete de obras que el gobierno del estado licitó recientemente para iniciar la construcción de la “Ciudad modelo”, entre las que se encuentran vialidades, parques, plantas de tratamiento de agua potable, entre otras.

Según los términos del nuevo procedimiento, identificado con la clave SFA-OP-IF3-2015-085, el fallo del concurso se llevó a cabo el pasado 31 de diciembre pero aún no se da a conocer en el portal de compras gubernamentales Compranet.

Los trabajos de construcción debieron iniciar en los primeros días de enero y concluir el próximo 27 de junio.

La nueva “Ciudad modelo” tiene como fin albergar a los empleados de la empresa germana y se prevé que en una primera etapa este lugar cuente con una central de autobuses, un centro de convenciones, dos hoteles, un Centro de Salud con Servicios Ampliados (CESSA).

Además de un Centro Integral de Servicios (CIS) y un hospital del IMSS, una universidad bilingüe, un campus de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), un centro escolar y oficinas del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

Recientemente, el gobierno del estado liberó contratos por un monto de 804 millones de pesos para la construcción de vialidades, líneas de agua potable, drenaje y alcantarillado; una planta potabilizadora y otra de tratamiento de aguas residuales, así como para un parque lineal.