El Juzgado Cuarto de Distrito en Puebla ordenó al gobierno de Rafael Moreno Valle que se abstenga de aplicar la "Ley Bala" de manera temporal, luego que concediera la suspensión provisional de un amparo al Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Prodh).

El pasado fin de semana, este organismo -con sede en la ciudad de México- interpuso la demanda de amparo contra la aprobación, expedición, promulgación, refrendo y publicación de la "Ley para Proteger los Derechos Humanos y que regula el Uso Legítimo de la Fuerza por parte de los Elementos de las Instituciones Policiales del Estado de Puebla", la cual fue aprobada por el Congreso local el pasado mes de mayo.

En los acuerdos publicados, el juzgado referido informó que admitió a trámite el juicio de garantías 1003/2014, pero precisó que la suspensión provisional concedida sólo surtirá sus efectos hasta que sea dictada la resolución relativa a la suspensión definitiva.

"Se concede la suspensión provisional que solicita (el quejoso), para el efecto de que no se concreten los efectos de la norma impugnada en la esfera jurídica de la parte quejosa, particularmente, para que en caso de que ésta ejerza su derecho de libertad de expresión, de reunión, de manifestación o protesta, de ningún modo se haga uso de la fuerza por parte de los elementos de las instituciones policiales del Estado de Puebla", detalla la publicación.

De acuerdo con el periódico La Jornada, Simón Hernández, un abogado del Prodh, afirmó que la admisión a trámite del amparo sin ninguna restricción es un avance importante, pues mientras no se resuelva la constitucionalidad de la norma impugnada –tarea que debe realizar un tribunal colegiado o la Suprema Corte de Justicia de la Nación–, los agentes estarán impedidos de utilizar armas de fuego contra manifestantes.