Pese a que las autoridades estatales se niegan a reconocer la presencia del crimen organizado en Puebla, durante más de 10 años las fuerzas armadas federales han ubicado y detenido en la entidad a alrededor de 10 capos de los más buscados por la Procuraduría General de la República (PGR) y el gobierno de Estados Unidos.

En ese periodo, la presencia en Puebla de los narcotraficantes y líderes de células del crimen organizado más peligrosas del país ha sido ignorada —o tal vez omitida— por las autoridades municipales y del estado, quienes en diversas ocasiones han sostenido que estos criminales sólo vienen de paso a la entidad, pero no radican ni se refugian aquí.

No obstante, en más de 10 años se ha dado a conocer las capturas que han realizado la PGR, la Marina o el Ejército, de varios delincuentes importantes en este estado, lo cual contradice las declaraciones de los funcionarios poblanos.

El primer aseguramiento importante fue del líder del Cártel de Tijuana, Benjamín Arellano Félix, en el año de 2002, y a partir de entonces las detenciones y enfrentamientos entre autoridades y grupos criminales han sido más frecuentes.

A continuación se muestra un recuento de los casos más importantes:

Sergio Enrique Ruiz Tlapanco, “El Z-44”

El 9 de septiembre de 2009, el Ejército Militar capturó a Ruiz Tlapanco, alias “El Tlapa” o “El Z-44”, presunto fundador de “Los Zetas”.

Tras una persecución y balacera fue detenido en la colonia San Manuel, donde tenía su domicilio. Se le aseguró un arma larga, dos armas cortas, equipos de comunicación y cuatro vehículos de lujo, entre ellos un Porsche y una Hummer.

“El Barbas”

Tras una balacera con policías el 10 de diciembre de 2009, en la junta auxiliar de La Libertad, fueron detenidos cinco presuntos sicarios al mando de Arturo Beltrán Leyva, alias “El Barbas”, quien se escapó durante el enfrentamiento. El saldo fue de un policía municipal muerto y varios lesionados.

Las autoridades les decomisaron 11 rifles AK-47, seis rifles R-15, siete armas cortas, cuatro granadas de fragmentación, 23 proyectiles explosivos de 40 mm, cuatro cargadores de disco de Cuerno de Chivo, 20 cargadores para rifle AK-47, ocho cargadores para rifle R-15, un cargador de disco para rifle R-15, chalecos antibalas, pasamontañas y más de dos mil cartuchos útiles.

Además fueron asegurados ocho vehículos, entre estos un Mercedes Benz blindado.

Días después, “El Barbas” fue asesinado en un tiroteo con elementos de la Secretaría de Marina Armada de México (Semar), en la ciudad de Cuernavaca, Morelos.

Antele Velasco, ex policía judicial de Puebla

Los cuerpos de seguridad pública estatales implementaron un sigiloso operativo el 23 de junio de 2010, en la junta auxiliar San Pablo Xochimehuacán y Bosques del Pilar, donde aprehendieron a Manuel Antele Velasco, jefe de la plaza de los Zetas y ex policía judicial de Puebla, así como al jefe de su grupo de escoltas, Jaime Rodríguez Hernández, luego que después de un año y medio huyera del Ejército Mexicano cuando éste encabezó un dispositivo para capturarlo en la primera zona referida.

A ambos se les encontraron cajas de cartuchos, armas de fuego de 38 y 9 milímetros, celulares, básculas y otros objetos, así como tres vehículos.

“El Grande”

Tres días antes del 15 de septiembre de 2010, la Secretaría de Marina Armada de México montó un fuerte operativo en el fraccionamiento Puerta de Hierro, donde cateó un domicilio y capturó a Sergio Enrique Villarreal Barragán, alias “El Grande”, lugarteniente de “Los Beltrán Leyva”.

En la intervención también se aseguraron a dos personas más y los tres fueron trasladados en helicóptero a la ciudad de México.

“El Z-18”, peligroso secuestrador

Tras la detención de “El Grande”, el 20 de noviembre de 2010, la Procuraduría General de Justicia (PGJ) implementó un aparatoso dispositivo en la ciudad de Tehuacán y en las colonias La Loma, Revolución Mexicana y el infonavit Villa Frontera de esta ciudad capital, donde aprehendieron a Gonzalo Ceresano Escribano, alias “El Z-18” y presunto cofundador de “Los Zetas, quien tenía tres casas de seguridad.

La Unidad Antisecuestros de la dependencia encabezó la operación y capturó a cinco cómplices más que están relacionados con al menos 14 secuestros.

“El Güicho”, refugiado en Puebla

Durante más de un mes y sin que las autoridades poblanas se enteraran, Héctor Eduardo Guajardo Hernández, alias “El Güicho”, presunto operador del Cártel del Pacífico, estuvo escondido los primeros días de septiembre de 2011, en la ciudad de Puebla y el municipio de Tecamachalco, tras fugarse el 27 de julio de un hospital del Distrito Federal, en donde era custodiado por la Policía Federal Ministerial. Luego de huir de Puebla, regresó a Jalisco donde finalmente fue asegurado.

“La Tatiana”

El 25 de enero de 2012, elementos de la Policía Federal Ministerial se trasladaron desde la ciudad de México al kilómetro 12+500 de la carretera federal a Atlixco, donde pretendían ejecutar una orden de aprehensión por supuesto secuestro en contra de Daniel Landín Gutiérrez, alias “La Tatiana”, que estaba vinculado con el cártel de Los Beltrán Leyva.

El sujeto se encontraba en su lote de autos denominado Las Palmas. No obstante, cuando se percató de la presencia de las autoridades intentó darse a la fuga en una camioneta y accionó su arma de fuego en contra de los agentes, quienes repelieron la agresión y lo balacearon quitándole la vida.

“El Come Gusanos”

El 23 de julio de 2012, la Marina encabezó dos operativos en los fraccionamientos Bosques de Angelópolis y Villa Satélite La Calera, en los cuales efectuaron la detención de cuatro sujetos presuntamente vinculados con el crimen organizado.

William de Jesús Torres Solórzano (a) "El W" y/o "El Come Gusanos", presunto responsable del trasiego de droga y dinero de Los Zetas entre Guatemala y la Frontera Norte de México, y colaborador cercano de Mauricio Cárdenas Guizar (a) "El Amarillo", presunto jefe de Los Zetas en la región sureste de México.

Además de un hombre y una mujer, también fue detenido Germán de Jesús Jiménez López (a) "El Richard", quien supuestamente era buscado por la autoridad federal al ser relacionado con el delito de secuestro y el caso Casitas.

A ellos se les aseguraron cuatro vehículos, 830 mil dólares americanos, 950 mil pesos en moneda nacional, dos armas largas, tres armas cortas, 14 cargadores, ocho granadas de mano, 203 cartuchos útiles de diversos calibres, un paquete de polvo blanco con las características propias de la cocaína de aproximadamente un kilogramo, así como otro de menor tamaño, entre otros efectos.

“El Rojo”

José Nava Romero, líder de la banda delictiva “Los Rojos”, vinculada con el cártel de los “Beltrán Leyva”, fue asesinado en una balacera registrada la madrugada de este domingo en un palenque clandestino que operaba en la feria de San Antonio Cacalotepec, localidad perteneciente al municipio de San Andrés Cholula.

En el enfrentamiento hubo dos lesionados más, presuntos acompañantes de Nava Romero.

Derivado de estos hechos, la PGJ arraigó a 10 personas que hasta el momento continúan bajo esa medida cautelar, la cual estará por finalizar en unos días de este mes.

Ubican en Puebla al Z-40

De acuerdo con el periódico Reforma, tras hallarse cercado en el estado de Veracruz, Miguel Ángel Treviño Morales, "El Z-40", fue ubicado el 15 de octubre de 2010 en Alchicichica, Puebla, por la Marina Armada de México, aunque se desistió de su captura debido al numeroso grupo de sicarios que lo protegía.

***

Te invitamos que sigas a e-consulta en Twitter (@e_consulta) y FaceBook (facebook.com/econsulta.noticias).