Decenas de familias tuvieron que ser evacuadas de sus viviendas, tras la fuga de gas LP que una toma clandestina provocó este viernes, en los ductos de Pemex ubicados en terrenos de sembradío, en los límites de los estados de Puebla y Tlaxcala, a un costado de la autopista México-Puebla.

Poco antes de las 9 horas, automovilistas reportaron la situación al número de emergencias, por lo que elementos de Protección Civil y Bomberos del Estado, así como de Protección Civil de San Martín Texmelucan al igual que de Huejotzingo se dirigieron al camino que va de San Rafael Tenanyecac en Nativitas, Tlaxcala, a la citada autopista.

Más tarde se sumó personal de Seguridad Física de Pemex y de la Guardia Nacional, que acordonaron la zona y cerraron la circulación en la calle Xicoténcatl y 20 de noviembre, ya en Tlaxcala.

Decenas de familias fueron evacuadas como medida preventiva ante algún escenario de riesgo mayor. 

Los cuerpos de ayuda pidieron a la ciudadanía extremar precauciones y no acercarse a la zona, donde se espera, en unas horas más, sea controlada la fuga y sellada la toma clandestina que lo ocasionó.