Este jueves se notificó acerca de la muerte de John Geddert, exentrenador del equipo olímpico femenino de gimnasia artística de Estados Unidos, quien se habría quitado la vida luego de ser acusado por 24 delitos. Entre los cargos presentados al menos una veintena de ellos estaban relacionados con trata de personas y trabajo forzado, mientras que otros dos eran por delitos sexuales, uno por organización criminal y otro más por mentir a la policía.

El último cargo estaba vinculado con el caso de Larry Nassar, un depredador sexual estadounidense que fungía como médico del equipo de gimnasia olímpica en Estados Unidos y que abusó de más de 140 niñas durante casi dos décadas. La Fiscalía de Michigan fue quien confirmó la muerte de Geddert a sus 63 años. “Este es un final trágico a una historia trágica para todos los involucrados”, dijo la fiscal general de Michigan, Dana Nessel.

Mediante una conferencia de prensa antes de conocerse la muerte de Geddert, Nessel aseguró que los cargos involucraron a menores de edad y que, aunque no podía ofrecer un número exacto de víctimas, adelantó que la cifra era inferior a 50. La fiscalía aseguró que su oficina se centró en “múltiples actos de abuso verbal, físico y sexual perpetrados por el imputado contra múltiples víctimas”.

Entre las acusaciones se incluyen 14 cargos de tráfico de personas/trabajo forzoso derivando en lesiones, seis cargos por trata a menores para trabajo forzado y dos delitos de agresión sexual -uno de primer grado y otro de segundo- a una adolescente en 2012. De acuerdo con lo previsto se pretendía que Geddert fuera procesado esta tarde en el tribunal del condado de Eaton, cerca de Lansing (Michigan). De acuerdo con el portal CNN, quien obtuvo una copia de la denuncia en contra del exentrenador, los presuntos delitos fueron perpetrados desde 2008 hasta 2016.

Los cargos derivaron de una investigación hecha durante tres años tras el caso de Nassar, uno de los mayores escándalos sexuales en la historia del deporte donde incluso existe todo un documental elaborado por Netflix.

En 1996 Geddert fundó el famoso Club de Gimnasia Twistars EE UU de Michigan, que fue uno de los sitios donde Larry Nassar admitió haber abusado sexualmente de atletas jóvenes. “El señor Geddert sabía que Nassar estaba abusando sexualmente de sus pacientes y no tomó ninguna medida”, apuntó Danielle Hagaman-Clark, jefa de división interina de la oficina del fiscal general de Michigan, quien apuntó además que los cargos contra Geddert tenían “muy poco que ver” con los del exmédico del equipo olímpico.

Luego de las investigaciones en torno a Nassar, Geddert fue suspendido en 2018 de la federación olímpica de gimnasia y optó por jubilarse. La organización prefirió no brindar detalles de la sanción al entrenador haciendo público únicamente que recurrió a un estatuto que permite tomar ese tipo de medidas para “garantizar la seguridad y el bienestar de la comunidad de gimnasia”. Este hecho obligó a Geddert a traspasar la propiedad del gimnasio a su esposa, aunque ella terminó por vender la instalación.

Respecto a la veintena de cargos por trata de personas, Nessel afirmó que el ahora fallecido y que otrora llevara al equipo olímpico a conquistar la medalla de oro en Londres 2012 “usó la fuerza, el fraude y la coacción” contra los jóvenes atletas para su beneficio económico. La fiscal de Michigan detalló que entre las secuelas que sufren las presuntas víctimas se incluyen trastornos alimentarios, intentos de suicidio y autolesiones.

“Al igual que los perpetradores de violencia doméstica y agresión sexual, los traficantes [de personas] pueden aprovechar una oportunidad en cualquier momento y sacar ventaja de la vulnerabilidad de sus víctimas”, agregó Nessel.

En su página de LinkedIn, Geddert se describía a sí mismo como “el entrenador de gimnasia femenina más condecorado en la historia de la gimnasia de Michigan”.

Foto: Captura de Pantalla de YouTube