La Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) acumuló en cinco años 134 investigaciones administrativas por acoso, hostigamiento y discriminación, de las cuales 74 fueron sancionadas y en 50 más no hubo elementos que ameritaran una amonestación.

Durante su informe de labores del periodo 2015 a 2020, Rosa Isela Ávalos Méndez, abogada general de la BUAP, refirió que pese a la pandemia recibió durante 2020 un total 38 quejas, 9 menos que las 47 de 2019.

En la presentación gráfica de las acciones del “Protocolo para la Prevención y Atención de la Discriminación y Violencia de Género”, la universidad revela que 2019 fue el año con más investigaciones con 47, de las cuales fueron sancionadas 24 casos: cinco amonestaciones, ocho suspensiones temporales y 13 despidos.

De 2015 a 2020 se han interpuesto 51 denuncias por acoso, 68 por hostigamiento y 10 más por discriminación. Sólo en cinco casos se presentó algún acuerdo entre la presunta víctima y el denunciado.

El reporte no explica por sexo, área de la universidad ni personal: docentes o administrativos, involucrados en las denuncias por estos tipos de violencia.

Despiden a 34 personas

La BUAP terminó la relación laboral con 34 trabajadores por comprobarse que acosaron, hostigaron o discriminaron.

La universidad evitó exhibir los abusos en que incurrió cada uno para que terminaran en despido; asimismo, emitió 13 amonestaciones y 27 más fueron suspensiones laborales, sin que se conozca el período de inhabilitación.